13 de enero de 2015 / 06:43 p.m.

Monterrey.- La petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), reconoció que algunos estados del país sufren escasez de gasolina debido a las continuas interrupciones en el suministro provocadas por el robo de combustible.

Los ladrones, muchas veces vinculados al crimen organizado, suelen hacer tomas clandestinas en los oleoductos que distribuyen la gasolina desde las refinerías a los centros de distribución del centro norte del país.

Según informó Pemex en un comunicado, los más afectados en esta ocasión fueron el ducto que une el Golfo de México con la capital y otro en el centro-norte del país.

La compañía a veces ha reducido la presión en los oleoductos para reparar las tomas ilegales pero ahora optó por incrementar el transporte de combustible mediante camiones para evitar el desabastecimiento, aunque advirtió que esta medida no puede reemplazar a los oleoductos porque es 17 veces más costosa.

En los nueve primeros meses de 2014 se reportaron sdos mil 500 tomas clandestinas que conllevaron el robo de más de mil millones de dólares de combustible.

FOTO: Especial

AP