MILENIO DIGITAL
22 de diciembre de 2016 / 08:19 a.m.

GUERRERO.- El vocero estudiantil de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Omar García Velázquez, criticó los daños colaterales que trajo consigo la guerra contra el narcotráfico, porque dijo que él también es víctima, ya que su hermano Narciso y cuatro personas más fueron asesinadas por la delincuencia en 2014, además de que la pobreza orilla a los jóvenes y campesinos a sembrar droga en Guerrero y otras partes del país.

Tras la muerte de Narciso, el 1 de julio del mencionado año, señaló que las autoridades y los medios de comunicación lo han querido vincular con el crimen organizado.

“… La PGR ha forzado la versión de Sidronio Casarrubias (líder de Guerreros Unidos, acusado de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa); bajo tortura le han hecho declarar que mi hermano (Narciso) perteneció a Los Rojos (banda rival de Guerreros). Y no, nunca nos dejaron investigar ni el Ministerio Público (de Chilpancingo), ni los narcos del lugar, ni nadie nos dejó investigar, ni nos dio una explicación, más bien nos dijeron no le muevan…”, expresó.

A través de un mensaje que dio a conocer por su perfil de Facebook y que se aprecia fue grabado en la explanada del Monumento a la Revolución en la Ciudad de México, Omar García, quien también ha sido identificado por la fiscalía de Guerrero y por la PGR con los nombres de Omar García Vázquez y Omar Salgado Bahena, explicó por qué los jóvenes trabajan para el narco:

“Lo que pasa en Guerrero sucede en muchos lugares también, los jóvenes, los chavos, la falta de trabajo, se alquilan para trabajar en las tierras, cultivos de amapola, esto no es un secreto para nadie, ya muchos medios, incluso estos güeyes que me tiran mucho como MILENIO han hecho reportajes… en los que la gente siembra; Guerrero es el primer productor de Amapola.

“Entonces en este transcurso de que mi hermano (Narciso) y muchos jóvenes del lugar se fueron a alquilar durante un tiempo, pues los trasladaron hacia otro pueblo y en el camino los emboscaron, seguramente un grupo rival; para desgracia nuestra los que murieron fueron cuatro chavos que nada tenían que ver con el negocio en sí mismo, eran simples peones, un delito probablemente, no lo sé, hay que revisar todos los códigos penales, civiles, del tipo que sean, no me interesa en este momento ahondar en eso.

“Seguramente habrá muchos que dirán entonces sí se anduvo alquilando, (que) no sabía en qué se metía; claro, puede que haya sido así, igual que los que mueren cruzando la frontera, igual que los que mueren de hambre en otras partes por querer buscar mejores oportunidades…”

MILENIO publicó que Narciso murió durante un enfrentamiento contra el grupo criminal Los Rojos, en el poblado de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, Guerrero.

Lo anterior consta en la averiguación previa BRA/SC/07/1328/2014 que inició la fiscalía del estado de Guerrero y a la que MILENIO tuvo acceso.

En la indagatoria se menciona que el 1 de julio de 2014 se suscitó una confrontación en el centro de Carrizalillo entre grupos rivales donde fueron abatidas cuatro personas, entre ellas Narciso Vázquez Arellano, El Chino, hermano de Omar Vázquez.

En el ataque también perdieron la vida Lázaro Valentín Bahena, El Nieves; Everardo Valentín Díaz y Gulmaro Galindo Peralta.

Tras el incidente se logró la detención de Benito Urcino Tapia y su hijo José Luis Urcino Morales. Benito declaró al agente del Ministerio Público trabajar como halcón para Margarito Álvarez Bahena, El Márgaro; José Luis también aceptó ser halcón.

Urcino Tapia relató que El Chino, El Nieves, Valentín Díaz y Galindo Peralta fueron perseguidos por un grupo de hombres armados, vestidos de negro, quienes les dispararon.

Al tener a la vista la foto de las víctimas, Benito Urcino señaló a Narciso Vázquez, a Lázaro Valentín, a Everardo Valentín y Gulmaro Galindo “como parte de la escolta” de El Márgaro.

Margarito Álvarez Bahena forma parte de la estructura de Los Rojos junto con Onésimo Marquina Chapa, El Necho, y Ángel Arellano, indica el expediente consultado.

Narciso Vázquez, indica la averiguación previa, tenía 22 años y era soltero, con educación secundaria, agricultor, originario de Chapultepec, municipio de Heliodoro Castillo, Guerrero, hijo de Tomás Vázquez Soto y Concepción Guerrero Barrera.