7 de noviembre de 2014 / 10:46 p.m.

Monterrey.- El procurador de Justicia de la República, Jesús Murillo Karam, calificó y reconoció que la reunión que sostuvo unas horas antes con los padres de los 43 normalistas "fue muy triste, muy triste... yo soy parte de la sociedad y me siento indignado, me siento triste", sostuvo.

Durante una rueda de prensa ante medios de comunicación nacionales e internacionales, el procurador mostró las declaraciones de los detenidos que detallaron cómo fue que se deshicieron de los 43 normalistas.

Con un 'semblante duro', Murillo Karam declaró que han sido días difíciles y dolorosos para quienes no saben el paradero de sus hijos.

"Hemos vivido la angustia e indignación de los estudiantes, una de las más complejas".

Argumentó que dos de los tres detenidos, miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, dijeron haber calcinado y fracturado los huesos de las víctimas y más tarde tiraron las bolsas con cenizas en el Río San Juan.

"Estuve platicando largamente con ellos en una reunión triste, pero respetuosa. Es obvio, es natural. Yo puede ser que reaccionaría con la misma y enorme incredibilidad. Si usted recuerda los últimos casos en que se han identificado este tipo de cadáveres la actitud de los familiares siempre es de rechazo.  Se niegan a aceptar esa posibilidad, es normal, yo haría lo mismo.

"No puedo decir absolutamente nada de los familiares que pueda producirme molestia o irritación porque yo en su lugar no sé qué haría, lo digo con toda honestidad. Debe ser terrible la incertidumbre de no saber en dónde está mi hijo, qué pasó con él. A mí me duele este asunto", aceptó.

Las autoridades han encontrado bolsas de plástico, restos óseos y piezas dentales en el río San Juan.

La PGR comenzó con las pruebas de ADN, de las que no se sabe cuánto tardarán, debido a que los cadáveres quedaron totalmente calcinados.

FOTO: Ap

TELEDIARIO DIGITAL