2 de marzo de 2015 / 11:06 p.m.

Dallas .- El inmigrante mexicano Jesús "Chuy" García, de 58 años de edad, tiene posibilidades reales de ser electo en abril próximo alcalde de Chicago, la tercera ciudad más grande de Estados Unidos.

"Chuy" García sorprendió esta semana a los residentes de Illinois al obtener el 34 por ciento de los votos en la elección a la alcaldía de Chicago y obligar al actual titular del gobierno de esa urbe, Rahm Emanuel, quien busca su reelección, a enfrentarse en comicios de segunda vuelta.

García y Emanuel fueron los más votados de los cinco candidatos que participaron en los comicios del pasado martes, pero ninguno de ellos obtuvo el 50 por ciento de los votos necesarios para ser elegido alcalde, por lo que será efectuada una segunda ronda el 7 de abril próximo.

Emanuel, quien ocupa la alcaldía de Chicago desde 2011 tras haber servido en las administraciones demócratas de los presidentes Bill Clinton y Barack Obama, se quedó cortó al recibir el 45 por ciento de los votos, a pesar de gozar de una enorme ventaja de recaudación de fondos que le permitió realizar una intensa campaña de publicidad.

García, quien se desempeña como comisionado en la Corte del condado de Cook, el órgano de gobierno del municipio cuya jurisdicción abarca la ciudad de Chicago, realizó en cambio una campaña de bajo presupuesto, pero pudo sobrevivir a la primera ronda al haber aglutinado una buena parte del voto de hispanos y afroamericanos.

El cúmulo de votos recibido por García sorprendió a muchos y varios analistas políticos están seguros ahora que su campaña para la segunda vuelta se energizará con más recursos y una mirada fresca de los votantes.

"Estamos mirando adelante a la segunda ronda y a un buen conjunto de debates, con suerte", dijo García en declaraciones a la prensa en Chicago, luego de recibir los resultados electorales.

"Tendremos la oportunidad de profundizar más en los temas y por supuesto vamos a hablar sobre el futuro de la ciudad y cómo podemos incluir a todos los barrios y la gente de Chicago en el proceso de reorientación la dirección de la ciudad", indicó.

De acuerdo con "The Reader", un semanario de Chicago, García no tenía contemplado originalmente buscar la alcaldía y en cambio apoyaba las aspiraciones para ese cargo de Karen Lewis, la líder sindical de los maestros de Chicago.

Sin embargo en octubre pasado Lewis, una popular lideresa afroamericana, fue diagnosticada con cáncer cerebral y fue intervenida quirúrgicamente de emergencia.

Luego de la operación, Lewis convenció a García de buscar la alcaldía, al asegurarle que sus años como activista comunitario y su carrera política estelar lo convertiría en un candidato atractivo.

Lewis le prometió que lo apoyaría para darlo a conocer entre la comunidad afroamericana de Chicago, y fue así como logró convencerlo para buscar la alcaldía de la tercera ciudad más grande de Estados Unidos.

García es percibido en la comunidad hispana de Chicago como un líder dinámico y progresista que ha trabajado para mejorar la vida de las personas que residen en el lado suroeste de la ciudad y la comunidad vecina Cicerón.

García nació en abril de 1956 en la pequeña población de Los Pinos, en el municipio de Tepehuanes, en el estado mexicano de Durango, y fue criado por su madre junto con sus tres hermanos, dado que su padre emigró para trabajar en Estados Unidos y sostener a la familia.

En 1964 su padre obtuvo la residencia legal permanente, y fue así como pudo poco después traer legalmente a su familia a residir con él en Chicago. Jesús tenía nueve años de edad cuando llegó a esa ciudad a residir en los barrios de Pilsen y La Villita.

Tras adaptarse y aprender un nuevo idioma, Jesús estudio una licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad de Illinois en Chicago, y luego adquirió una maestría en Planificación Urbana.

Su activismo social lo condujo a trabajar como asistente legal, como organizador comunitario y para una organización de vivienda basada en la comunidad.

En 1986, García fue elegido para el Consejo de la Ciudad de Chicago como Concejal del Distrito 22, donde ayudó a promulgar una legislación progresista como reformador y partidario del alcalde Harold Washington.

En 1992 se convirtió en el primer mexicoamericano en ser electo al Senado de Illinois, donde sirvió dos términos y promovió una amplia gama de leyes para beneficiar a las familias trabajadoras.

Después de dejar el Senado, fundó "Enlace Chicago", una organización de desarrollo comunitario sin fines de lucro. En 2010, García decidió regresar a cargos de elección popular y fue electo comisionado del Séptimo Distrito del condado de Cook, donde se ha desempeñado desde entonces.

FOTO: Ap

NOTIMEX