MILENIO DIGITAL 
8 de diciembre de 2016 / 11:58 a.m.

MÉXICO.- Los militares no estudian para perseguir delincuentes, por lo que deben regresar a los cuarteles y realizar las tareas que les corresponden, dijo el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda.

En una inusual conferencia de prensa, el general señaló que el sería el primero en levantar "no una, sino las dos manos", para que el Ejército regrese a los cuarteles y a realizar las funciones que le corresponden. "Nosotros no pedimos estar aquí no nos sentimos a gusto, no estudiamos para perseguir delincuentes, nuestra función es otra y se está desnaturalizando".

Manifestó que falta un compromiso de muchos sectores de la sociedad para revertir esta situación y expresó que a diez años de que "oficialmente" las fuerzas armadas participan en la lucha contra las delincuencia, la policías estatales y municipales no se han reconstruido y no cumplen con sus obligaciones de perseguir a delincuentes.

El alto mando militar reiteró que las fuerzas armadas requieren un marco legal que de certeza a su actuación, tarea que me corresponde impulsar a la Secretaría de Gobernación ante el Poder Legislativo.

"Los soldados ya mejor piensan si le entran a enfrentar a los grupos delictivos con el riesgo de ir a la cárcel acusados de violar derechos humanos o que sean procesados por desobedecer (órdenes)'.

Cienfuegos Zepeda dijo que los niveles de violencia y de inseguridad en el país no son asuntos "que se puedan resolver a balazos".

El general afirmó que el nuevo sistema de justicia penal no ha funcionado como es debido, pues no mantiene en la carcel a quienes hacen daño a la sociedad.

Admitió que 2016 "no fue un buen año" en materia de seguridad, pues hubo un repunte en homicidios y otros delitos, particularmente en zonas donde en años anteriores se había logrado reducir la incidencia criminal.

Sostuvo que el balance es que han fallecido mexicanos, "del lado que sea", que no debieron haber muerto.