ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN | MILENIO DIGITAL
20 de abril de 2015 / 01:11 p.m.

Chilpancingo.- Elementos de la Policía Ministerial del Estado, peritos y agentes del Ministerio Público del Fuero Común se plantaron en la puerta principal del Palacio de Gobierno de Guerrero para exigir un incremento salarial emergente y el pago de la dotación complementaria, que está comprometida por el gobernador, Rogelio Ortega, desde diciembre de 2014.

Desde las 9:00 horas, el personal de la Fiscalía General del Estado arribó a la entrada principal del edificio que alberga al Poder Ejecutivo local.

Con mantas y pancartas, indicaron que reclaman el pago de la dotación complementaria que debió pagarse desde diciembre de 2014, pero que por dilación en la Secretaría de Finanzas se ha retenido.

En la protesta participan comisiones de las siete regiones del estado, quienes integraron una comisión que entró a dialogar en la Secretaría de Gobierno sin obtener una respuesta satisfactoria.

Por esa razón, decidieron abrirse paso hacia la Secretaría de Finanzas, lugar en el que se mantienen para reclamar la liberación de sus pagos, ya que la retención perjudica por lo menos a mil 200 empleados.