MILENIO DIGITAL
20 de marzo de 2017 / 11:31 a.m.

MÉXICO.- El ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea propondrá en los próximos días negar un amparo al narcotraficante Rafael Caro Quintero, proyecto que de aprobarse dejará el camino abierto al Gobierno Federal para entregar al capo a Estados Unidos, una vez que sea localizado.

El pronunciamiento que haga la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se realizará tras cinco meses en que Caro Quintero interpuso diversos recursos para que Zaldívar fuera retirado del caso y otro ministro analizara el amparo.

En el proyecto de sentencia que será discutido, Zaldívar ratifica el fallo de un juez federal que declaró constitucional los artículos 17 y 18 de la Ley de Extradición Internacional y los numerales tercero, 10, 11 y 19 del Tratado de Extradición celebrado entre los Estados Unidos y México.

Caro Quintero está prófugo y es buscado para que termine su sentencia de 40 años de prisión, ya que fue encontrado penalmente responsable de los homicidios del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, y del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar, cometidos en Guadalajara, Jalisco, en 1985.

El 9 de agosto de 2013, luego de 28 años de estar preso en distintas cárceles del país, Rafael Caro abandonó el Reclusorio Preventivo de Puente Grande, Jalisco.

En acato a un amparo otorgado por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito, el Segundo Tribunal Unitario en Materia Penal con residencia en Jalisco, ordenó la libertad del narcotraficante que en su momento ofreció pagar la deuda externa de México a cambio de su liberación.

Caro Quintero alegó violaciones al debido proceso, dilación de la justicia y que los seis testigos que declararon en su contra fueron torturados.

Sin embargo, el 11 de noviembre de 2013, la Primera Sala de la Corte revocó el amparo y ordenó al Tribunal Colegiado de Jalisco dictar una nueva sentencia, en la que debía tomar en cuenta que el agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar asesinado por Caro Quintero, sí era una persona protegida internacionalmente. La nueva resolución ordenó recapturar a Caro para que culmine su sentencia de 40 años, de la que aún le falta por cumplir 12 años.

José Ramón Cossío Díaz fue el único de los cinco ministros que votó a favor de conceder el amparo al ex líder del cártel de Guadalajara, porque consideró que existió dilación de la justicia y que debía ser tomada en cuenta la tortura que supuestamente sufrieron los testigos; además, el delincuente nunca fue presentado inmediatamente ante el juez, tras su captura.

Ahora, en su demanda de amparo ante la Corte y que próximamente será discutida, Caro asegura ya fue procesado y quedó absuelto por un tribunal competente, motivo por el cual no puede ser juzgado por los mismos delitos en la Unión Americana.

Asimismo, señaló que en ninguna parte de la Constitución se contempla la figura de la detención provisional “con esa temeraria duración de 60 días”, sin que la misma se justifique en términos del artículo 16 constitucional.

“Por tanto, los artículos 17 y 18 de la Ley de Extradición Internacional y los numerales tercero, 10, 11 y 19 del Tratado de Extradición celebrado entre los Estados Unidos y México, son contrarios a los artículos primero, 16, 19 y 23 de la Constitución”, puntualizó el narcotraficante.