22 de octubre de 2014 / 01:32 p.m.

Lagos de Moreno y Guadalajara.- Consternación e indignación predomina entre la comunidad universitaria luego de la desaparición y muerte del estudiante de la carrera de Ingeniería en Mecatrónica del Centro Universitario de los Lagos (CULagos), Ricardo de Jesús Esparza Villegas, quien presuntamente fue detenido el pasado 18 de octubre por la policía municipal de Guanajuato durante el Festival Internacional Cervantino y horas más tarde fue localizado muerto.

El rector de CULagos, Armando Zacarías Castillo, afirmó que exigirán que las autoridades de Guanajuato limpien el nombre del estudiante jalisciense que murió en aquella entidad, donde la última vez que fue visto con vida era arrestado por oficiales por una falta administrativa. Además, según el académico, el abogado general de la Universidad de Guadalajara (UdeG) se ocupará penalmente del caso y se encargará de que se esclarezca y haya justicia.

En rueda de prensa ofrecida ayer en el recinto cultural del CULagos, en Lagos de Moreno, Zacarías Castillo señaló que tras lo ocurrido entre la noche del sábado y la madrugada del domingo pasado en Guanajuato, las autoridades de ese estado dieron a conocer que Esparza Villegas fue hallado sin vida en una calle de aquella ciudad, ligándolo erróneamente con alguien que había intentado meterse a una casa a través de la azotea con la intención de robar.

El rector aseguró que la versión que dio la policía guanajuatense es inventada y así la difundieron medios locales, pues el joven fue detenido por policías municipales y no se supo nada más de él.

Armando Zacarías relató, de acuerdo a testimonios de los mismos compañeros y familiares, que alrededor de 80 estudiantes del CULagos partieron el sábado con rumbo a Guanajuato en dos autobuses y llegando a aquella ciudad el grupo de jóvenes comenzó a recorrer las calles para llegar al Festival Cervantino, pero tres estudiantes se separaron del contingente y al llegar a un parque público la policía les dio alcance y comenzó a interrogarlos.

Los oficiales determinaron retener a Ricardo de Jesús por faltas administrativas y se lo llevaron con rumbo desconocido hasta que sus compañeros lo perdieron de vista.

Los jóvenes acudieron a las diferentes estaciones policiacas de la ciudad, pero en ningún lado pudieron darles información al respecto. Concluyeron que Ricardo habría sido dejado en libertad, por lo que decidieron juntarse a las 6:00 horas del domingo en la central camionera, a fin de abordar los autobuses que los llevarían de regreso a Lagos. Sin embargo, Ricardo no llegó, por lo que los jóvenes decidieron volver a preguntar a la policía, donde les informaron que habían hallado una persona sin vida con las características físicas de Esparza Villegas.

El rector asegura que se ha comunicado con la Procuraduría de Guanajuato, la policía estatal y el presidente municipal de aquella ciudad, pero sólo le han informado que Ricardo de Jesús había caído de una azotea al querer robar en una casa y que la causa de su muerte fue un golpe en la cabeza, sin ofrecerle mayores detalles.

Zacarías Castillo afirma que la versión acerca del intento de robo es falsa, además que, por versiones de la familia, el cuerpo de Ricardo presentaba varios golpes. "Buscamos que se limpie el nombre de este alumno, que tenía un desempeño de regular a excelente como estudiante de Mecatrónica", agrega el rector.

Dijo que ante la poca cooperación de Guanajuato para esclarecer el caso, se ha recurrido a la Fiscalía General de Jalisco para que coopere con su similar de aquel estado.

FOTO: MilenioMILENIO DIGITAL/GUSTAVO GONZÁLEZ, JORGE MARTÍNEZ Y JANET VÁSQUEZ