15 de octubre de 2014 / 02:40 a.m.

México.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) informó de la muerte del oso negro 'Invictus', el cual fue rescatado en marzo pasado de un circo en Yucatán, debido a una afección cardíaca.

En un comunicado, la dependencia detalló que el animal no resistió pese a los esfuerzos de sus veterinarios y del personal capacitado que lo atendía en el área de cuidados intensivos del Bioparque Convivencia Pachuca.Subrayó que 'Invictus' es un ejemplo de la suma de esfuerzos entre autoridades y sociedad por redignificar la vida animal, toda vez que el oso fue recuperado tras ser víctima de maltrato extremo durante su estancia en el espectáculo ambulante 'Harley Circus'.El animal, el cual fue encontrado sin maxilar inferior ya que fue extirpado por sus propietarios, fue rescatado junto con un tigre de bengala, un león africano, así como tres monos araña.Debido al grado de daño que presentaban estos animales, la Profepa sancionó al responsable del espectáculo con una multa de 700 mil 488.90 pesos y le revocó la autorización como Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre.Recordó que tras ser rescatado, la vida del oso tomó otro rumbo, ya que vivió bajo los cuidados y el tratamiento de especialistas quienes lo intervinieron quirúrgicamente el 19 de julio a fin de reconstruir su mandíbula inferior, colocando dos barras de titanio.La cirugía resultó ser exitosa, ya que incluso 48 horas después de la intervención el animal fue capaz de gruñir, masticar alimento y beber agua, algo que ya no podía hacer de manera normal por la falta de su mandíbula.Durante su estancia en Bioparque, el oso fue sometido a tres cirugías mayores en las que participaron más de 30 especialistas, entre ellos, tres maxilofaciales voluntarios.Tan sólo en una de las intervenciones quirúrgicas se utilizaron 78 injertos para cubrir el maxilar inferior, detalló la Procuraduría.La Profepa explicó que el Oso Negro fue bautizado con el nombre de 'Invictus' en alusión al poema del escritor William Ernest Henley.

FOTO: Milenio

NOTIMEX