javier trujillo
28 de diciembre de 2015 / 03:50 p.m.

Guerrero.- En menos de 24 horas, 13 personas murieron en diferentes hechos violentos en Guerrero, entre ellas un ex funcionario local que fue asesinado frente a su familia; además hubo dos ataques, uno contra el Semefo de Iguala y otro contra un taller de pirotecnia.

Tras cinco días sin registrarse un solo homicidio doloso en Acapulco, este domingo aparecieron muertos cinco hombres en cuatro colonias de la zona conurbada del puerto.

De acuerdo con autoridades ministeriales, una de las víctimas estaba mutilada, tres fueron baleadas y una más fue asesinada a golpes y con arma blanca; en todos los casos, personal del Servicio Médico Forense (SEMEFO) y de Periciales realizó el levantamiento de los cuerpos.

Desde el pasado 22 de diciembre no se había registrado ningún crimen doloso en el puerto, según Seguridad Pública del estado.

Ayer, el primer reporte ocurrió a las 12:30 horas, cuando se avisó que un hombre estaba semienterrado en la colonia La Chinameca, en la calle de Copala; personal del Ministerio Público ordenó la exhumación del cadáver, que estaba mutilado y decapitado.

A las 16:00 horas se reportó al Servicio de Emergencia del 066 el hallazgo de un hombre embolsado en la avenida del Tanque, en la colonia Providencia; el cuerpo tenía varios disparos de arma de fuego.

Una hora más tarde se reportó que había un cuerpo de un joven que tenía varias heridas producidas por arma blanca y golpes en el Viaducto Diamante, cerca del poblado de Tres Palos.

Por la noche, a las 21:40 horas se alertó a los cuerpos de seguridad que sobre la carretera Cayaco-Puerto Marqués, en el interior del bar con razón social "La Casa del Tigre", fue asesinado un hombre con al menos cuatro disparos de arma de fuego, de estos dos en la cabeza.

También se reportó el hallazgo del cuerpo de un joven de 19 años que fue baleado en el fraccionamiento Libertadores, cerca de la colonia Zapata.

Ayer ya se había reportado que durante la madrugada fueron asesinadas cuatro personas en un restaurante en la comunidad de Sabana Grande, cerca de Iguala, y dos personas más murieron en una balacera frente a la central de autobuses de Chilapa.