ROGELIO AGÚSTÍN | MILENIO  
25 de octubre de 2016 / 12:34 p.m.

GUARRERO.- Un enfrentamiento a balazos entre integrantes del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado de Guerrero (Fusdeg) y de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) dejó un saldo de ocho muertos en el poblado de Tlayolapa, municipio de Juan R. Escudero.

El vocero de Seguridad en el estado, Roberto Álvarez, confirmó que policías comunitarios de la Upoeg fueron emboscados en la comunidad de Villa Guerrero, municipio de Tierra Colorada.

Señaló que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y la fiscalía del estado realizaron sobrevuelos de reconocimiento y reforzaron la seguridad para tomar control de la zona.

El vocero comentó que el tema de los grupos comunitarios es delicado y un asunto que está siendo atendido y analizado al interior del Grupo Coordinación Guerrero, donde se agrupan todas las dependencias federales y estatales en materia de seguridad.

En tanto, Román Badillo, comisario municipal de El Ocotito, señaló que los integrantes de la Upoeg balearon siete casas de los miembros de la Fusdeg.

La balacera se generó en el contexto de una incursión que la Upoeg realizó a petición de grupos que se han separado del Fusdeg en las comunidades de Petaquillas y El Ocotito, pertenecientes a Chilpancingo.

De acuerdo con la Upoeg, fueron habitantes de ambas localidades las que solicitaron su intervención, pues se quejaban de ser víctimas constantes de extorsión y abusos.

La madrugada de ayer, en El Ocotito se registró la agresión armada a siete domicilios de integrantes del Fusdeg, lo que movilizó a la policía comunitaria.

Aunque no se generó un enfrentamiento, los grupos antagónicos de hombres armados quedaron a menos de dos kilómetros de distancia, ambos realizando patrullajes en diferentes puntos del pueblo.

La Upoeg informó que la noche del domingo replegó al Fusdeg de Petaquillas, y que permitirían que el comisario trabajara libremente, que solo regresarían si los habitantes lo requieren.

En el punto conocido como La subida de los Tepetatitos, en la entrada principal de Tlayolapa, un grupo de policías comunitarios de la Upoeg intentó ingresar para tomar el control del pueblo.

Iban a bordo de cuatro camionetas, los integrantes del Fusdeg calcularon aproximadamente 40 hombres armados, quienes fueron confrontados por 24 del frente que estaban apostados en los cerros que flanquean el acceso.

Se generó un enfrentamiento a balazos, el saldo fue de ocho muertos; siete de la Upoeg y uno del Fusdeg, además de por lo menos cinco heridos.

En la subida de los Tepetatitos quedaron abandonadas tres camionetas de la Upoeg, todas con las llantas ponchadas, los cristales rotos y cientos de impactos de bala.

Habitantes del municipio Juan R. Escudero acompañados de integrantes del Fusdeg irrumpieron en la sede del ayuntamiento y se llevaron retenido a un comandante de la policía municipal.

Los ciudadanos y policías comunitarios salieron de su bloqueo que mantenían en la carretera, para trasladarse en autobús y dirigirse al edificio municipal, donde exigieron la entrega de sus armas, las llaves de las patrullas, una reunión con el presidente municipal Leonel Leyva Muñoz, y que los policías viajen a Tlayolapa para apoyar a sus compañeros, peticiones que fueron negadas.

Los comunitarios decidieron llevarse al comandante a su bloqueo para que el alcalde perredista los atienda y desarme a su policía o acudan a ayudar a los integrantes del frente a Tlayolapa, ya que amagaron que mientras no se dé eso, el comandante estará retenido en su comandancia.