12 de febrero de 2015 / 11:48 p.m.

Utah.- Una mujer de Utah se declaró culpable de matar a sus seis hijos recién nacidos y ocultar los cuerpos en la cochera, lo que pone cerca de su fin un caso que los fiscales consideran de una ruindad única.

Megan Huntsman, de 39 años, se enfrenta a la posibilidad de ser condenada a pasar el resto de su vida en prisión cuando se le dicte sentencia el 20 de abril. Su voz se quebró cuando respondió "culpable" a la pregunta de cómo se declaraba en cada acusación.

La aceptación de culpabilidad es parte de un acuerdo que le permitiría reducir su sentencia mínima a cinco años "pero quedaríamos asombrados si alguna vez logra salir", dijo el fiscal del condado Utah, Jeff Buhman.

Los restos de los pequeños fueron descubiertos por el esposo de Huntsman, de quien estaba separado, Darren West, en abril de 2014, cuando recogía sus pertenencias en la casa que compartían en Pleasant Grove, población de unas 35 mil personas. Luego de hallar el primer cuerpo en una pequeña caja de cartón llamó a la policía. Autoridades hallaron los restantes, siete en total, uno de los cuales dijeron murió al nacer.

Huntsman dijo a la policía que estranguló o asfixió a los bebés inmediatamente después de nacer, los envolvió en telas, los colocó en bolsas de plástico y los depositó en cajas durante un periodo que se extendió de 1996 a 2006.

Dijo a los investigadores que en ese tiempo era adicta a la metanfetamina y no quería hacerse cargo de los bebés.

West hizo el descubrimiento poco después de ser liberado de una prisión federal en la que estuvo recluido durante ocho años tras declararse culpable a delitos de drogas. Era padre de cada uno de los bebés y vivió con Huntsman durante la década en que murieron, pero la policía informó que no se le investiga en relación con las muertes.

La pareja tiene otros tres hijos que viven con otros familiares. West no estuvo en el tribunal ni ha hablado en público del caso.

TEXTO Y FOTO: AP