Yadith valdéz
19 de marzo de 2015 / 07:18 p.m.

Monterrey.- Una mujer nunca imaginó que terminaría lesionando de manera accidental a su propio hijo, al intentar despojarlo de una arma de postas, cuando visitaban a un vecino en calles de la colonia San Miguel en Escobedo.

Después de forcejear contra el menor, el disparo de una de las municiones hirió en el cuello a niño identificado como Kevin Eduardo de 8 años de edad.

De inmediato el reporte movilizó a las autoridades hasta la casa marcada con el número 728 de la calle San Miguel, casi a la altura de la calle San Felipe, en el citado sector.

Los hechos provocaron el despliegue de las autoridades policiacas hasta el citado punto donde comenzaron las investigaciones.

Según declaraciones de la madre del niño, identificada como Mireya Pérez de la Rosa de 29 años, ambos vivistaban a uno de sus vecinos, cuando de manera repentina observó cómo el menor tomaba una arma que se encontraba en la ventana.

En su intento por arrebatarla, accionó accidentalmente la pistola de municiones, hiriendo al niño, quien por fortuna fue reportado estable tras ser trasladado hacia un hospital.

De acuerdo a versiones de la propietaria de la casa, Kealy Leal López, el arma de diábolos es propiedad de su esposo, Luis Enrique de la Cruz Jiménez de 19 años, quien la compró hace seis meses por la inseguridad que prevalece en la zona.

Según la mujer, su marido compró el arma en mil 500 pesos a un amigo, sin imaginar que esto pudiera provocar algún accidente como el que ocurrió el día de hoy.

Las autoridades aseguraron que los hechos en todo momento fueron catalogados de manera accidental.