9 de octubre de 2014 / 12:23 a.m.

 

Foto: Estudiantes posan acostadas en una manta en la Ciudad de México.

México, D.F.- Decenas de miles de estudiantes, profesores, activistas y residentes de todo el mundo marcharon el miércoles para demandar la localización de 43 estudiantes del magisterio desaparecidos hace más de una semana tras ser atacados por policías locales, en un caso que ha recibido la condena dentro y fuera de México.

En la capital mexicana, la gente marchó desde el monumento del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo entre gritos de "¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!" y varias pancartas de repudio al gobierno de Guerrero.

En Los Ángeles, Estados Unidos, cerca de dos docenas de inmigrantes se agolparon afuera del consulado mexicano con carteles como "43 vivos se los llevaron, vivos los queremos" y "Alto a los ataques con nuestros pueblos indígenas".

Foto: Miles de persons se sieron cita en el centro del Distrito Federal para exigir a las autoridades que encuentren a los responsables del ataque a los estudiantes.

En otros países como España, Noruega, Alemania, Bolivia, Argentina, Dinamarca e Inglaterra; estudiantes y activistas se unieron a la petición de justicia.

En Monterrey, cerca de un centenar de personas se reunieron en la Plaza de Los Desparecidos, ubicada en las calles de Washington y Zaragoza, en el centro de la ciudad; donde colocaron fotografías y nombres de los estudiantes desaparecidos.

En reiteradas ocasiones, activistas hicieron uso de la palabra para exigir justicia en éste y los miles de casos de personas desaparecidas en México.

Foto: Una estudiante con flores en sus manos, escucha los mensajes de activists sociales en la Ciudad de México.

EL CASO

Un grupo de 43 estudiantes de la escuela de magisterio Normal Rural de Ayotzinapa desaparecieron en Iguala, una localidad de Guerrero, cuando el 26 de septiembre policías municipales atacaran los autobuses en los que viajaban.

En el ataque murieron seis personas, incluidos tres estudiantes, y 25 alumnos más resultaron heridos.

Los estudiantes de la escuela habían ido a la ciudad a solicitar donaciones de los habitantes de Iguala. Cuando se reunían para regresar a la Normal, la esposa del alcalde, María de los Ángeles Pineda, terminaba un discurso ante personalidades locales.

De repente, se oyeron disparos a una docena de cuadras y la gente huyó despavorida del miedo. Algunos piensan que ambos incidentes están relacionados pero funcionarios federales dijeron el martes que aún no tienen una explicación sobre lo ocurrido ese 26 de septiembre.

Foto: En Alemania prendieron veladoras junto a las fotografías de los estudiantes.

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo el martes que no especularía sobre el posible nexo entre el discurso de la esposa del alcalde José Luis Abarca y la violencia.

El alcalde de Iguala, José Luis Abarca, es ahora un fugitivo y las autoridades han arrestado a 22 policías locales. Más de 200 policías han sido reemplazados por agentes de la Gendarmería, una nueva división de la Policía Federal creada por el actual gobierno.

Los fiscales habían identificado al difunto hermano de Pineda Villa, Alberto Pineda, como lugarteniente del cartel de Los Beltrán Leyva. Él y otro de sus hermanos, Marco Pineda, estaban en la lista de los delincuentes más buscados elaborada por el gobierno del presidente Felipe Calderón. Fueron asesinados por narcos rivales en 2009.

Foto: Decenas de estudiantes argentinos tomaron importantes avenidas para colocar mensajes y banderas de México, pidiendo justicia.

Otro hermano, Salomón Pineda, fue liberado de prisión el año pasado y se cree que es el jefe de Iguala para Guerreros Unidos, una facción de Los Beltrán Leyva, según medios locales.

El procurador del estado de Guerrero, Iñaky Blanco, dijo que los sospechosos han dicho que al menos 30 miembros de la policía local eran miembros de Guerreros Unidos.

Blanco dijo que los policías encarcelados niegan haber matado a alguien pero en la parte trasera de sus camionetas se encontraron manchas de sangre. Un policía admitió que al menos diez estudiantes que habían detenido fueron entregados a personas desconocidas.

 

Foto: Un grupo de personas acudió a a embajada de México en Bolivia para apoyar a los familiares de los estudiantes desaparecidos.

Un vídeo de una cámara de seguridad mostró a hombres no uniformados obligando a personas a subir a la parte trasera de una camioneta y a otros que corrieron y escaparon.

Foto: En Dinamarca varias personas salieron a las calles para exhibir carteles y fotografías para pedir la localización de los normalistas.

 

En varias partes de España pidieron justicia y acusaron de asesinos a las autoridades de Iguala.

En Ingalaterra un grupo considerable de personas se unieron a la petición de justicia en México.

Los noruegos se solidarizaron con los estudiantes desaparecidos.

En México, un grupo de integrantes del EZLN dijo a los familiares que los acompañarán durante la búsqueda de justicia.

En Guerrero miles de personas se unieron a una multitudinaria marcha para exijir solución a este caso.

 En Saltillo, familiares de personas desaparecidas gritaron: 'Vivos se los llevaron, vivos los queremos' para unirse a la petición en el caso Ayotzinapa.

En Monterrey la Plaza de los Desaparecidos llegaron activistas para pedir justicia en el caso Ayotzinapa.

Texto: AP Y TELEDIARIO DIGITAL

FOTOS: Reuters, Twitter y Facebook.