AP
13 de agosto de 2016 / 09:06 a.m.

SAN DIEGO.- La pareja que intentó pasar a México el cuerpo de una niña en una maleta por la aduana de Tijuana es acusada de asesinato en primer grado y crueldad infantil, luego de que la autopsia practicada reveló que murió por asfixia, además de que presentaba signos de desnutrición y deshidratación.

Autoridades de la fiscalía de San Diego afirmaron  que a Johnny Lewis Hartley, de 38 años, y Mercy Mary Becerra, de 43, quienes el pasado miércoles, intentaron llevar a la niña a México, les fue fijada una fianza de un millón de dólares a cada uno, por lo que seguirán su proceso en libertad.

Este viernes, Kurt Mechals, asistente del fiscal encargado de este caso, indicó que la menor murió asfixiada días atrás en una casa de Whittier, un suburbio de Los Ángeles, de donde provenían los ahora acusados.

La fiscalía aseguró que por este homicidio los responsables podrían ser condenados a la pena capital, la cual está permitida en el estado de California; sin embargo, ambos se declararon inocentes de los cargos imputados.

Revelaron que la pareja no tenía parentesco alguno con la niña, pero indicaron que ya hay indicios para identificar a la víctima, y creen que ya se logró conocer también quiénes son los padres, aunque no se revelaron nombres.

El asistente del fiscal también comunicó que no se había presentado un reporte de extravío en torno a la menor, pero se presumen que los ahora indiciados conocen a los padres.

Añadió que a los familiares de la menor no se les presentarán cargos por homicidio, aunque rechazó comentar sobre si estaban siendo investigados y si Hartley y Barrera se encargaban del cuidado de la niña y por qué viajaban rumbo a México.

Autoridades mexicanas detuvieron a Hartley y a Barrera el pasado miercoles, cuando intentaban cruzar a pie rumbo a Tijuana desde el puerto de entrada de San Ysidro.

El cuerpo fue descubierto al pasar la maleta por una máquina de rayos X.

Las autoridades mexicanas detuvieron a la pareja y los entregaron a sus contrapartes estadunidenses.