milenio digital
13 de mayo de 2015 / 11:06 a.m.

México, D.F.- El juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa del DF, Fernando Silva García, ordenó que el conflicto entre la empresa MVS Radio y la periodista Carmen Aristegui se resuelva mediante un arbitraje que debe llevarse a cabo en un plazo de tres días con José Woldenberg Karakowsky.

El mismo juez concedió ayer una suspensión definitiva a favor de la periodista para que cesen los efectos del aviso de terminación contractual, esto es que MVS Radio continúe considerando a Aristegui como parte de su equipo y resuelva el problema mediante arbitraje.

Con esta resolución, el juez ordenó a MVS reintegrar a la periodista los pagos suspendidos desde que dio por terminada la relación laboral, y que siga pagándole hasta que se dicte sentencia en el juicio o termine la vigencia del contrato.

Entre estos pagos no se consideran las contraprestaciones provenientes de la publicidad del programa "Noticias MVS Primera Emisión".

Sobre la solicitud de Aristegui para regresar a la conducción del programa de radio, se concedió la medida cautelar solo para que MVS cumpla con el arbitraje pactado en el contrato. El juez dijo que este tema se reservará para su análisis hasta la sentencia que se dicte en el juicio de amparo.

La resolución del juez establece que, como la empresa y Aristegui se obligaron en el contrato a resolver sus conflictos a través de un arbitraje, éste deberá llevarse a cabo en un plazo de tres días hábiles en las instalaciones de MVS Radio, con la persona que designaron en sus convenios modificatorios, que es José Woldenberg Karakowsky.

En caso de que él no pueda o no quiera participar en el diálogo, será la periodista quien designe a un nuevo mediador, "dada la apariencia de buen derecho de su demanda".

EL CONFLICTO

El 15 de marzo MVS Radio dio por terminada la relación de trabajo con la periodista debido a que la empresa no aceptó la condición que puso la conductora de reinstalar a dos colaboradores, señalados por haber comprometido el nombre de la compañía, sin contar con facultades para hacerlo.

El 19 de marzo Aristegui pidió a MVS regresar al aire bajo las mismas condiciones en las que se trabajaba. La empresa reiteró que la relación laboral entre ambas partes había terminado.

Aristegui interpuso una demanda en contra de la decisión de MVS Radio de cancelar unilateralmente su contrato y suspender la emisión de su programa de la Primera Emisión.