NOTIMEX
29 de abril de 2016 / 06:00 p.m.

San Mateo Atenco.-El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, reiteró que los maestros tienen derecho a manifestarse, pero que “nadie tiene derecho a que por manifestarse se deje a un niño sin clases”, pues nada puede estar por encima el derecho de los infantes a una educación de calidad.

Tras subrayar que seguirá la batalla por la aplicación de la reforma educativa, “enfrentando obstáculos e intereses”, expuso que lo más importante de esta reforma es la recuperación de la rectoría del Estado en la materia, para acabar con prácticas irregulares como la venta o herencia de plazas, que ahora se obtienen por méritos.

La lucha por la recuperación de la rectoría del Estado en materia educativa se emprendió porque los niños tienen derecho a una educación de calidad y “nada puede estar por encima de este derecho”, enfatizó el funcionario

En la estancia infantil “Angeluz”, donde el presidente Enrique Peña Nieto presentó el Programa “Educación Preescolar para Todos”, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) indicó que es a través de la instrucción académica como se logra hacer una transformación profunda de la vida de las personas y del país

Entre los beneficios que tiene “esta gran batalla” es que los niños que ahora recibirán educación preescolar, cuando lleguen a la primaria entrarán a un plantel con maestros evaluados y capacitados.

Estas escuelas, dijo, contarán con educadores que después de cumplir con sus evaluaciones, recibirán un salario 70 por ciento mayor, serán centros educativos con mejores maestros y habrá 33 mil escuelas bajo el programa Escuelas al 100.

Esto significa que tendrán piso firme, agua, luz, conectividad e instalaciones especiales para alumnos con alguna capacidad diferente.

Dijo que estos niños en un futuro, tendrán nuevos planes y programas de estudio necesarios para la vida del Siglo XXI, es probable que tengan una beca como las que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) ha entregado a 6.3 millones de estudiantes, con un monto de dos mil millones de pesos.

Nuño Mayer destacó que la meta sexenal que fijó el presidente Peña Nieto al inicio de su administración, de una cobertura de 80 por ciento de la educación media superior, se alcanzará el próximo año, es decir, un año antes de finalizar su sexenio.