29 de agosto de 2014 / 04:23 p.m.

Monterrey.- Desde ayer ya no hay ninguna acusación penal contra el líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, luego de que fue cancelada la última orden de aprehensión, informó su abogado, Marco Antonio del Toro.

"Ya no existe ninguna acusación en su contra", afirmó, "el día de ayer esta batalla legal finalmente concluyó, concluyó exitosamente con la resolución del cuarto tribunal colegiado en materia penal (...) la última orden de aprehensión quedó declarada inconstitucional".

En entrevista con Radio Fórmula, Del Toro dijo que esta resolución "es inatacable, es una decisión final, última, que pone ahora sí el cierre de un asunto arduo, largo, de una batalla legal llena de intereses y que finalmente se resuelve conforme a derecho".

El abogado explicó que a partir de hoy "estaremos exigiendo la cancelación de todo procedimiento de extradición y de la ficha roja", porque la resolución de ayer deja ambas cuestiones sin sustento "en automático".

Del Toro adelantó que la próxima semana viajará a Canadá para que a la brevedad Gómez Urrutia pueda volver "a México y seguir al frente del sindicato minero".

La resolución emitida ayer dejó sin efecto una orden de aprehensión contra Napoleón Gómez Urrutia por delito bancario, al ser acusado de desviar 55 millones de dólares del fideicomiso minero. Ésta era la última de las 11 órdenes de aprehensión giradas contra el líder sindical.

Gómez Urrutia permanece desde 2006 en autoexilio en Canadá, país del que obtuvo la ciudadanía el pasado 30 de junio.

FOTO: Reuters

MILENIO DIGITAL