8 de julio de 2014 / 02:59 p.m.

México.- Hilario Ramírez Villanueva, mejor conocido como "el alcalde dadivoso" y quien admitió haber robado "poquito" al erario, volvió a ganar las elecciones como presidente municipal de San Blas, Nayarit.

Con el 100 por ciento de las casillas computadas, Ramírez Villanueva obtuvo el triunfo con siete mil 350 votos, de los 18 mil 230 totales, es decir el 40.32 por ciento de los sufragios, de acuerdo con el Instituto Estatal Electoral de Nayarit.

Candy Yescas Blancas, candidata de la coalición Por el Bien de Nayarit, conformada por el PRI, el Partido Verde y Nueva Alianza, quedó en segundo lugar, con el 34.78 por ciento de los votos.

El 8 de junio, cinco días después del inicio de su campaña como candidato independiente para volver a gobernar el municipio, Hilario Ramírez admitió, ante cientos de simpatizantes, haber robado "poquito" dinero del erario en su anterior administración.

"¿Que le robé a la presidencia? Sí le robé. Sí le robé. Poquito porque está bien pobre. Le di una rasuradita, nomás una rasuradita. Pero lo que con esta mano me robaba, con la otra se lo daba a los pobres", dijo en esa ocasión.

Un día después, en entrevista en Milenio Televisión, con Adria de la Parra, afirmó que su declaración había sido una broma y que sus dichos fueron utilizados por sus adversarios.

"Todo fue una broma, no es cierto que he robado dinero de la alcaldía yo no me mantengo del erario, para eso trabajo, soy comerciante", sostuvo.

Ramírez Villanueva obtuvo en el 2008 el triunfo electoral a la alcaldía de San Blas como candidato del PAN. En su toma de protesta, el político llegó al acto protocolario montado en un caballo purasangre con un valor superior a los 250 mil dólares.

FOTO: Especial

MILENIO DIGITAL