MILENIO DIGITAL
27 de abril de 2017 / 03:43 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, aseguró que con Estados Unidos no sólo se negociarán temas económicos, sino también de seguridad, ya que, dijo, "no estaremos negociando por partes".

"La instrucción es: no estaremos negociando por partes. La instrucción es: vamos a hacer una sola negociación que le sirva por supuesto a Estados Unidos, pero que le sirva a nuestro país, que le sirva a México. No vamos a negociar lo económico por un lado, lo de seguridad por otro", dijo Osorio Chong al inaugurar la décima asamblea de la Conferencia Permanente de Congresos Locales en Campeche.

El secretario de Gobernación dijo que "estamos en un momento complejo, en una relación que inicia con las nuevas autoridades de los Estados Unidos", pero aseguró que las negociaciones serán en beneficio de los mexicanos.

Llamó a los legisladores locales a apoyar las negociaciones, ya que, dijo, ésta no es una negociación del gobierno federal, "sino del Estado mexicano para que beneficie a todas y a todos los que vivimos en este gran país".

También los convocó a erradicar la corrupción y garantizar que cada peso se destine sólo a las necesidades de la población y "no de unos cuantos y no de manera personal de algún político".

Dijo que es necesario generar contrapesos para luchar contra la corrupción porque daña a la sociedad, desprestigia a la democracia y merma la credibilidad de las instituciones.

Acompañado del gobernador Alejandro Moreno, Osorio Chong dijo que más allá de partidos, las instituciones hoy encaran el reto común de corresponder a la confianza ciudadana contrabajo y resultados y agregó que "la corrupción no se acaba con discursos ni promesas fáciles, sino con transparencia, instituciones fuertes y contrapesos efectivos".

El funcionario también llamó a los Congresos locales a homologar los marcos jurídicos locales en materia de derechos humanos, legislar para combatir la violencia de género, tipificando el feminicidio y legislar la prohibición del matrimonio infantil.