AP
24 de julio de 2016 / 01:58 p.m.

Cuidad de México.- El fugitivo narcotraficante mexicano Rafael Caro Quintero negó que esté tratando de regresar al mundo del tráfico de drogas o que intente entrometerse con las operaciones del Cártel de Sinaloa, según una entrevista publicada el domingo.

Caro Quintero está prófugo desde 2013, cuando fue puesto en libertad por error. Se ofrece una recompensa de cinco millones por su captura. 

El narcotraficante dijo estar "muy preocupado" sobre reportes que decían que estaba peleándose con el cartel de Sinaloa.

"No estoy en guerra con nadie", dijo Quintero.

Caro Quintero también negó haber estado involucrado en el asesinato del agente de la DEA Enrique "Kiki" Camarena en 1985. Caro Quintero estaba cumpliendo una sentencia de 40 años por ese asesinato cuando fue puesto en libertad.