MILENIO DIGITAL
25 de noviembre de 2016 / 06:37 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de ser un prófugo de la ley, Javier Duarte ha buscado por diversos medios legales, sin éxito, evitar que sea aprehendido.

Este viernes, por segunda ocasión un juez federal le negó al gobernador con licencia una suspensión provisional por las órdenes de aprehensión en su contra.

Según informó el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), el Juez Décimo Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México le negó una suspensión provisional solicitada por Duarte debido a que sobre el político pesan acusaciones penales por delincuencia organizada, delito grave que no está sujeto a amparo.

La autoridad jurisdiccional señaló que al gozar de licencia en su cargo público, el quejoso no cuenta con fuero constitucional.
Así, el Juez Décimo Primero de Amparo dio visto bueno para que autoridades lo aprehendan.

Presentado apenas este 24 de noviembre por la defensa de Duarte, este es el segundo amparo que fracasa con miras a evitar su aprehensión.

No es la primera vez que lo 'batean'

Apenas el día de ayer, el CJF informó que el Juzgado Sexto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México aceptó el trámite de amparo presentado por Duarte el pasado 16 de noviembre.

No obstante, el juez dejó claro que, de tratarse de delitos graves, el ex gobernador tendría que ser aprehendido a pesar de no contar con un juicio de desafuero. Según el juzgador, el fuero no le daba "amnistía" a Duarte sobre los delitos por los que se le persiguen.

Sobre esta resolución, Javier Duarte se inconformó y presentó una queja ante el Octavo Tribunal Colegiado Penal en la Ciudad de México, órgano que la consideró infundada. Duarte había argumentado que el Juez Sexto relacionó en forma equivocada el concepto de fuero con la amnistía.

"Dada la circunstancia de que el quejoso se encuentra separado del cargo (por virtud de la licencia que él mismo solicitó) y lo estará hasta la muy próxima fecha en que concluye el período para el que fue votado, si con la medida suspensional se evitara la ejecución del acto privativo de libertad reclamado, en caso de estar relacionado con delitos de prisión preventiva oficiosa, es claro que la afectación al interés social sería desproporcionada y de mayor gravedad", resolvió el tribunal

Se le acaba el tiempo

En estos dos juicios de amparo, Duarte ha argumentado que goza de fuero constitucional, por lo que no puede ser aprehendido. Sin embargo, una vez que pase el 1 de diciembre, fecha en que termina su mandato como gobernador de Veracruz, ya no podrá hacer uso de este alegato, pues ya no estará en funciones.

Según informó el CJF a Milenio, estos podrían ser los primeros de muchos amparos interpuestos por el gobernador en fuga. La comunicación de cada uno de estos juicios está sujeta a voluntad de los jueces que los resuelvan.