MILENIO DIGITAL
30 de diciembre de 2016 / 06:35 p.m.

DURANGO.- La venta de productos pirotécnicos sigue de manera clandestina en algunos comercios lo que provocó que un niño de nueve años perdiera tres dedos al estallar un cohete en su mano.

El accidente motivado por la imprudencia y osadía del menor ocurrió la noche del jueves en un domicilio de la colonia Azcapotzalco, lugar donde familiares lo atendieron y llevaron de urgencia al Hospital Materno.

La explosión del artefacto conocido como "barreno" causó severo daño al dedo índice, medio y pulgar de la mano izquierda por lo que tuvieron que ser amputados por médicos de la clínica que nada pudieron hacer por salvarlos.

Al ser cuestionado por los agentes Juan Alejandro dijo que jugaba con los "barrenos", encendiendo uno de manera accidental el cual explotó en su mano por lo que corrió a su domicilio donde le dieron apoyó inmediato.

Pese a que autoridades de Protección Civil realizan recorridos y decomisos del producto en diferentes comercios la venta clandestina sigue dando lugar al peligro y riesgo como lo fue el caso del pequeño que terminó hospitalizado y sufriendo la pérdida de tres dedos.