MULTIMEDIOS DIGITAL
5 de diciembre de 2016 / 10:54 a.m.

QUERÉTARO.- La fundación ‘México Sonríe’ cumplió el sueño de más de 150 niños con cáncer este fin de semana, el cual era conocer la fábrica de juguetes de Santa Claus.

El proyecto consistió en hacer una simulación de un vuelo en el aeropuerto internacional de Querétaro, en el que los menores fueron subidos a un avión que encendió sus motores sin despegar durante 20 minutos para hacer creer a los infantes que habían viajado al Polo Norte.

“Vienen niños que justamente son de un hospital que está aquí en Querétaro y algunos niños en efectivamente está pasando por un tratamiento contra el cáncer... también hay niños de comunidades que están aquí al rededor del aeropuerto, comunidades que requieren de muchísimo apoyo, es por eso que también los invitamos porque habrá regalos y muchas sorpresas”, explicó Gabriela de la Torre, presidenta de la fundación ‘México Sonríe’.

Al descender del avión, la felicidad en la cara de los menores era más que evidente, al entrar a un hangar ambientado como un parque de diversiones, los pequeños pudieron conocer a Santa Claus e inmediatamente lo abrazaron y por supuesto, no dejaron pasar el tiempo para hacerle sus peticiones para esta navidad.

“Estamos viendo las maravillas de Santa Claus... le dije que si me puede traer como una computadora que se hace mesa y con un botón se convierte en una computadora”, dijo Jimena, una menor que padece cáncer.

Pero no solo los pequeños estuvieron felices, también lo fueron sus padres, quienes han sufrido y luchado junto con sus hijos contra esta grave enfermedad.

“Pues les regalan una sonrisa entre tanto tiempo de tratamientos largos que ellos reciben, a veces cuando entran al hospital ellos se deprimen, entonces para ellos esto es muy importante porque para ellos es una alegría, pues es difícil vivir esta enfermedad”, señaló Herlinda Guerrero, madre de uno de los menores.