MULTIMEDIOS DIGITAL
4 de mayo de 2016 / 12:37 p.m.

Guerrero.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos, reveló que han descubierto en el Estado de Guerrero diversas células de niños, hijos de delincuentes que cobran a compañeros de primaria para no ser agredidos.

Ramón Navarrete Magdaleno
, presidente de la dependencia, informó que los menores exigen el cobro de derecho a piso y los despojan del dinero que diariamente les dan sus padres para comprar sus alimentos.

“Sin lugar a dudas, una retroalimentación de lo que están viviendo afuera”, comentó, además de asegurar que la mayor parte del problema es reportado en el puerto de Acapulco.

El presidente de la Coddehum dijo que en ocasiones los estudiantes intimidan también a los profesores, amenazando con ser hijos de algunos narcotraficantes.

“Hay padres de familia que se imponen sobre los maestros con ese antecedente de estar vinculados con la delincuencia, algunos profesores tienen miedo de algunos alumnos por las represalias que puedan tener de sus padres”.

Navarrete Magdaleno comentó que los niños acosadores probablemente forman parte de los grupos de la delincuencia cuando comienzan a crecer.