MILENIO DIGITAL
8 de noviembre de 2016 / 04:31 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que hay una muy buena relación entre el gobierno federal y el de la Ciudad de México.

"No faltaron, señor jefe de Gobierno, quienes nos quisieran amarrar navajas, no dejamos que nos embarraran las navajas, más bien dialogamos ampliamente en lo que sin duda hoy impone el escenario mundial a nuestro país en el orden financiero", dijo el Presidente, en la inauguración formal que hizo, con el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, de la interconexión del segudo piso del Periférico con la caseta de Tlalpan.

Hoy, dijo el mandatario, "todos tenemos que ajustarnos el cinturón, teníamos que ajustarnos el cinturón y todos los gobiernos y los órdenes de gobierno estábamos obligados a hacer un ajuste en el gasto, porque los ingresos como país han disminuido".

En instalaciones del Colegio Militar, dijo que todos los gobiernos "han asumido de forma responsable esta exigencia, desde el gobierno de la República y los demás órdenes de gobierno y eso nos ha llevado a final de cuentas establecer un diálogo para lograr como en esta condición restringida podamos ajustar el gasto para 2017".

Agradeció la apertura y "gran disposición" del Gobierno de la Ciudad de México y de los demás estados para "cerrar filas en favor de preservar en primer lugar la estabilidad económica de nuestro países ya seguras que sigamos trabajando por una mejor nación".

El acto se efectuó en ese lugar cercano a la Autopista Urbana Sur, con el propósito de no interrumpir el tránsito vehicular en esa nueva vía.

Peña Nieto destacó que no ha habido inversión tan importante en los últimos años, como la que se ha realizado y la que se prevé en lo que resta de administración para modernizar los accesos a la Ciudad de México y la zona metropolitana.

Dijo además que se prevén una inversión de 35 mil millones de pesos en la zona metropolitana para mejorar la conectividad de la Ciudad de México.

“Esto acredita, primero, el compromiso del gobierno de la República para seguir desarrollando infraestructura que derive en mayor competitividad, pero sobre todo, en condiciones de bienestar para las familias mexicanas, darles calidad de vida”.

La obra inició operaciones desde el pasado 27 de octubre y en conjunto con el Nuevo Paso Express de Cuernavaca, permitirá elevar el nivel de movilidad, eficiencia y seguridad del transporte de personas y bienes que circulan entre las ciudades de México, Cuernavaca, Cuautla, Pachuca, Puebla y Toluca.

En el acto estuvieron presentes también el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, así como el presidente honorario vitalicio de Grupo Carso, Carlos Slim, entre otros.