29 de abril de 2016 / 12:44 p.m.

Ciudad de México.- Luego de que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes evidenció con videos a Tomás Zerón , director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal, el funcionario dijo que no renunciará a su cargo, y que él pidió que se revisara la actuación de servidores públicos el 28 de octubre de 2014, en el río San Juan, en Cocula.

"Yo estoy tan seguro de mi actuar, yo fui quien solicitó a la visitaduría general y al órgano interno de control (de PGR) para que revisaran las actuaciones del día 28", dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

El domingo pasado, el GIEI mostró videos donde Tomás Zerón realizaba actuaciones en el río San Juan, con un detenido, mismas que no fueron integradas a la averiguación previa.

En conferencia de prensa, Zerón negó que vaya a dejar su cargo, y dijo que lo importante es que se esclarezcan las dudad sobre si hay alguna omisión, y en caso de haberla, se sancione.

“Ahora más que nunca estoy comprometido con el actuar en el ámbito de lo que yo hago. Ser el auxiliar del Ministerio Público.

“La investigación no es hacia mí. Si es necesario que me investiguen, que lo hagan; yo lo solicité y lo solicité para toda la gente que participó en este evento y no me voy a separar del cargo. Hoy tengo más compromiso que nunca con la Procuraduría y con mi país”, afirmó.

Zerón precisó que nunca dijo que personal de la ONU lo haya acompañado durante el recorrido que dio el 28 de octubre en el río San Juan.

"Yo no lo informé así. Yo también desmiento ese dicho. Solo puedo reafirmar lo que dije ese día: 'El recorrido terminó hacia las cuatro de la tarde, de lo cual pueden dar cuenta dos representantes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, de nombres: Pilar San Martín y Omar Gómez Trejo, quienes junto con la prensa pudieron atestiguar nuestra presencia junto al detenido', por lo que en ningún momento digo que me hayan acompañado a la visita del río.

“Ellos me piden apoyo para poder llevarlos al basurero, situación que hago con la gente de policía de Interpol. Al lado mío estaba el detenido con un agente de seguridad que lo llevaba y había decenas de periodistas que no se ven porque estaban en la entrada del campo de fútbol, pero habíamos más de 50 personas en ese lugar”, dijo.