MULTIMEDIOS DIGITAL
29 de marzo de 2016 / 05:59 a.m.

Rusia.- La joven rusa de 19 años acusada de haber asesinado a su familia el año pasado, platicó para un medio de aquella localidad la forma en que ha vivido a raíz de aquel suceso.

Anastasia Lechtchenko afirmó que a pesar de que el trato que recibe en la cárcel es bueno, se encuentra arrepentida por no haber llamado a la policía aquel día que su familia fue desmembrada.

“Yo no descuarticé a mi madre ni a mi hermana”, declaró.

Aseguró que se declaró culpable del doble asesinato debido a la presión y al maltrato de dos policías, además de una amiga que le insistió, pues se encontraba bajo la influencia de una droga.

“Un policía me cacheteó y me obligó a decir que había sido mi culpa”, afirma Anastasia, quien también asegura que los policías abusaron de ella.

La joven asegura que fue víctima del sistema, pues los policías no querían indagar en más pruebas y querían resolver el delito de la manera más rápida.

Por último, dijo que no ha superado el impacto de ver a su madre muerta, y hasta la fecha llora al recordar el momento.