MULTIMEDIOS DIGITAL
7 de mayo de 2016 / 01:51 p.m.

Ciudad de México.- El ex presidente de México Felipe Calderón envió un mensaje directo a Donald Trump a través de su cuenta de Twitter @FelipeCalderon: "Yo sostengo lo que dije: Los mexicanos no pagaremos un solo centavo por ese estúpido muro".

Esto después de la disculpa que envió Vicente Fox a Trump cuando utilizó palabras altisonantes en inglés al referirse a la propuesta de dicho muro; misma que el candidato republicano a la presidencia de EU aceptó.

Pero a pesar de la disculpa, en entrevista para CNN, Fox volvió a arremeter ayer contra Trump, al calificar de "una tontería" la propuesta de hacer que México pague por un muro en la frontera con EU, así como bloquear las remesas de los trabajadores mexicanos en territorio estadunidense para costearlo, en caso de que el gobierno mexicano se niegue a hacerlo.

Fox dijo que esto "simplemente no lo puede hacer", y que era "un asalto, un crimen, un robo" y que, llegado el caso, México simplemente cerraría las puertas a las remesas que las corporaciones estadunidenses hacen desde territorio mexicano.

De igual forma, criticó la "comilona" que presentó en la conmemoración de la Batalla de Puebla, el 5 de mayo, "dice él que comida mexicana hecha en la torre Trump, ¡pamplinas!, eso no es comida mexicana y se va a indigestar".

En cuanto al Partido Republicano, señaló que "en el pecado, van a llevar la penitencia", toda vez que no supieron y no quisieron controlar a su candidato "y ahora ya no hallan qué hacer con él", y que habrá que ver cómo resuelven el problema en que los metió.

"Este cuate va a morir políticamente por bocón", toda vez que como el pescado "por su propia boca muere", puntualizó Fox.

Y agregó: "El mundo no pertenece a Estados Unidos y mucho menos a este tipejo".

El intercambio de declaraciones entre ambos se derivó de la propuesta de Trump de hacer que los mexicanos paguen por un muro en su frontera sur, a lo que Fox reaccionó con: "¡No voy a pagar por ese muro de mierda!", por lo que el candidato republicano calificó de inaceptable el lenguaje utilizado por el ex presidente mexicano, además de que debía disculparse.