MILENIO DIGITAL
24 de junio de 2017 / 11:28 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, dijo que no permitirá que el crimen organizado imponga su ley en el Estado, luego de que este sábado fueron asesinados tres policías federales, entre ellos el coordinador de la corporación en la entidad, Camilo Castagñé.

"No vamos a permitir que impongan su ley en Veracruz, no vamos a permitir que la delincuencia organizada gobierne en Veracruz. Los veracruzanos queremos vivir en paz, queremos vivir con seguridad y ese es el compromiso", dijo Yunes en un video en su cuenta de Facebook.

Yunes reconoció que la delincuencia organizada ha provocado un grave problema de violencia en el estado, pero, dijo, hoy los criminales cometieron algo terrible.

"Hoy cometieron una barbaridad terrible, además del homicidio de los compañeros de la Policía Federal , asesinaron a dos adultos y a cuatro niños en Coatzacoalcos y a dos mujeres en Orizaba", dijo.

"No nos estamos enfrentado a seres humanos, nos estamos enfrentado a bestias, a cobardes, a viles, a personas que son capaces de asesinar a niños con tal de tener secuestrados a los veracruzanos", aseguró.

Reiteró que en el estado no tiene cabida la delincuencia organizada y que hará lo que sea para que "Veracruz no sea rehén de esos animales".

Llamó a los veracruzanos a confiar en el gobernador, pues, aseguró, está comprometido a acabar con la violencia.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, condenó el “cobarde ataque”, donde murió el coordinador de la Policía Federal en Veracruz, Camilo Castagñé, y aseguró que la dependencia trabajará con el gobierno estatal para encontrar a los responsables.

Esta tarde, un comando armado atacó a los policías federales mientras comían en el restaurante La Bamba en el centro de Cardel, municipio de la Antigua, además se reportaron 17 ejecuciones más en el estado.

ilp