MULTIMEDIOS DIGITAL
27 de julio de 2016 / 07:44 a.m.

CHIAPAS.- Familiares del alcalde Domingo López González que fue asesinado el pasado sábado, regresaron el bastón de mando, una costumbre que mantiene la comunidad tzotzil de San Juan Chamula, Chiapas, y con ello inicia el proceso para asignar al nuevo presidente municipal en un período de 15 días.

Las tradiciones cuentan que el propio patrono del pueblo, San Juan Bautista, lo heredó, y por casi 10 meses el edil mantuvo el bastón de mando en su casa, en un altar que mandó construir.

Este martes, medio centenar de autoridades del poblado se concentraron en esta casa, ubicada a 300 metros del palacio municipal.

Las autoridades tradicionales son los hombres más viejos de la comunidad, quienes estuvieron ataviados con sus trajes típicos de color blanco y de lana.

Frente al altar, la familia de Domingo también rezó en su lengua maya; mientras, una de las autoridades “desenvainó” de una cruz el bastón de mando dividido en dos partes. Lo “bañó” en incienso y lo entregó al hijo y hermano del presidente municipal asesinado por un conflicto político.

El municipio de Chamula lo conforman tres barrios: San Juan, San Sebastián y San Pedro.

A este último pertenecía Domingo, al igual que Pascual Paquistán, primer alcalde de San Pedro, quien no habla español pero hoy, según los usos y costumbres de la comunidad, es el nuevo alcalde.

Pero a escala gubernamental será la ley estatal la que determine oficialmente al nuevo alcalde, situación que a la familia del difunto ya no le importa.

“Nos vamos a retirar de la política, no queremos saber nada. ¿Qué es lo que va a llegar a pasar? ¿Quién va a ser el futuro presidente? A nosotros ya no nos interesa”, enfatizó Luis, uno de los hijos de Domingo.

Con la entrega del bastón de mando se inició el proceso, de 15 días, para nombrar a su sucesor. Por ley deberá ser la síndica, Cristina Lunes, hija de Narciso, quien fuera asesinado junto con Domingo López; esto se complica, porque difícilmente los hombres chamulas van aceptar que una mujer los gobierne.