ROGELIO AGUSTÍN | MILENIO DIGITAL
27 de octubre de 2015 / 04:12 p.m.

Guerrero.- Estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa lanzaron piedras y petardos al interior de la sede del Congreso de Guerrero, en rechazo al inicio de gobierno de Héctor Astudillo Flores.

Después de la ceremonia en la que Astudillo rindió protesta como gobernador, los normalistas y los padres de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala llegaron a la sede del Congreso, en Chilpancingo, con tubos utilizados como lanza petardos.

Intentaron llegar antes del acto, pero fueron detenidos por policías antimotines.

Los manifestantes lograron incendiar algunos uniformes y chalecos que los elementos de seguridad utilizaron como barricada.

El enfrentamiento terminó cuando otro grupo de policías llegó por la parte sur de la ciudad y lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los jóvenes embozados, quienes corrieron hacia los camiones en los que llegaron a la capital del estado.

No hubo lesionados, solo daños a las instalaciones del Congreso.
Felipe de la Cruz, uno de los voceros de los familiares de los 43, dijo que la intención era solo llegar al Congreso para fijar una postura, pero no para boicotear el evento.

Indicó que independientente de quién esté al frente del gobierno estatal, el reclamo del movimiento social será siempre en el sentido de que se presenten a los 43 normalistas desaparecidos.