MILENIO DIGITAL | FRANCISCO GARCÍA DAVISH
20 de octubre de 2015 / 10:03 a.m.

Morelia.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, advirtió que el de ayer será el último bloqueo a las autopistas estatales permitido a los estudiantes normalistas, luego de que la tarde de ayer los estudiantes cerraran la autopista Siglo 21 y tomaran unidades de una línea de autotransportes.

Aureoles enfatizó además que concluirán los secuestros de autobuses de pasajeros y la retención de unidades particulares que hasta hace algunos días los estudiantes normalistas realizaban para su traslado a la capital michoacana y generar disturbios.

En conferencia de prensa, Aureoles puntualizó que se aplicará la ley y ésta no será negociable en aras de fortalecer el Estado de Derecho, pero reiteró la disposición de su gobierno a mantener un diálogo permanente y de cara a la sociedad con los normalistas.

El ex senador de la República señaló que el trasfondo de los amagos normalistas se deriva de la exigencia de la entrega automática, de plazas, pero aclaró que estas no se otorgarán sino se cumple con la nueva ley.

“Ya no existen plaza automáticas porque la ley no las contempla, pero además los normalistas deberán sujetarse a lo que la ley dice y no recurrir a presiones ni a chantajes que de nada van a servir”, aseveró el Gobernador.

“Sobre advertencia no hay engaño. No importa que me llamen traidor, se aplicará la ley y ya no se permitirán más desmanes de los normalistas”, enfatizó Aureoles.