7 de noviembre de 2014 / 09:37 p.m.

MÉXICO.- Los 43 normalistas de Ayotzinapa reportados como desaparecidos desde el 26 de septiembre, fueron asesinados por integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos, quienes arrojaron sus cadáveres a un basurero y les prendieron fuego durante 14 horas para después arrojar los restos en bolsas al río San Juan, en la comunidad de Cocula.

Lo anterior fue dado a conocer en rueda de prensa por el procurador de Justicia Jesús Murillo Karam, quien precisó que esta información corresponde a lo dicho por Patricio Reyes, Jonathan Osorio y Agustín García Reyes, quienes confesaron que el 26 de septiembre recibieron al grupo de normalistas y los mataron.

El funcionario dijo que la policía local de Iguala entregó a los integrantes de Guerreros Unidos a los normalistas, quienes desconocían el conflicto que horas antes se había desatado en Iguala durante las protestas de los normalistas en el informe de María de los Ángeles Pineda, esposa del ex alcalde José Luis Abarca.

Los integrantes del grupo delictivo creyeron que se trataba de miembros del bando contrario, los llevaron a un predio en donde los interrogaron.

"Les preguntaron que eran y todos respondían que eran estudiantes", dijo uno de los detenidos en una grabación que fue reproducida durante la rueda de prensa de Murillo Karam. El acusado también dijo que dos de los jóvenes llegaron inconscientes o sin vida.

Tras interrogarlos y sólo obtener como respuesta que eran normalistas, fueron asesinados, luego arrojados a la barranca de un basurero en donde les prendieron fuego que duró 14 horas.

Los normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos desde el 26 de septiembre pasado, no formaban parte de ningún grupo de la delincuencia organizada, confirmó el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam.

Normalistas desaparecidos no formaban parte de ningún grupo criminal

En conferencia de prensa, donde presentó los avances de las investigaciones, sostuvo también que testimonios y confesiones recabadas como parte de las indagatorias y la busqueda de los 43 estudiantes conllevan a determinar que se cometió homicidio contra un amplio número de personas en la zona de Cocula, Guerrero.

Murillo Karam ratificó el gran esfuerzo que ha encabezado el gobierno de la República, con 10 mil elementos, para ubicar a los estudiantes, y ratificó la solidaridad con las familias y la indignación de la sociedad ante los hechos.

Recordó que junto con el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, se ha detenido a otros 72 involucrados. Presentó imágenes con declaraciones de varios de los implicados, de la reconstrucción de los hechos, y los lugares donde presuntamente ocurrieron.

Los detenidos:

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL