31 de diciembre de 2014 / 03:43 a.m.

Chilpancingo.- Estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa tomaron las cabinas de transmisiones de dos emisoras de radio en la capital de Guerrero, en tanto que padres de los 42 desaparecidos se reunieron con maestros disidentes en el campamento que sostienen en la plaza Primer Congreso de Anáhuac.

Después de las 11:00 horas, padres de familia junto con estudiantes de la Normal Rural llegaron a las inmediaciones de la avenida Benito Juárez, en el centro de Chilpancingo a bordo de tres autobuses de pasajeros.

Se dirigieron hacia el andador Zapata, en donde se ubican las emisoras de ABC Radio y Capital Máxima, cuyas cabinas de transmisiones tomaron por espacio de media hora.

Solicitaron la apertura de los micrófonos y pidieron a la sociedad respaldar su movimiento, que consiste en reclamar la presentación con vida de los 42 estudiantes desaparecidos tras los ataques armados del 26 de septiembre, en Iguala de la Independencia.

Mientras los estudiantes se dirigían hacia la población, un grupo de padres los esperaba sobre la calle Zapata con carteles en los que mostraban los rostros de algunos jóvenes desaparecidos.

Alrededor de las 12:00 se trasladaron hacia la plaza central Primer Congreso de Anáhuac para reunirse con la Comisión Política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG).

Dialogaron en privado para hacer un balance y agradecer las actividades que se han desplegado desde el momento en que se supo de los ataques, también rediseñaron el plan de acción que habrán de emprender en el cierre del 2014 y principios de 2015.

Los dirigentes de la CETEG les solicitaron acompañarlos este miércoles 31, en una movilización que se desarrollará en la capital del país.

Los padres aceptaron enviar una comisión, otra se encargará de realizar actividades en diferentes puntos de Guerrero.

Después de la reunión en la plaza central, los estudiantes de Ayotzinapa se trasladaron al punto conocido como Tierras Prietas, en la entrada norte de la ciudad.

Ahí detuvieron autobuses de pasajeros y camiones de carga, a los que les sustrajeron combustible para alimentar las unidades en que se desplazan.

La jornada culminó sin confrontaciones.

Se espera que este miércoles por la mañana salga una caravana de maestros, estudiantes y padres de familia rumbo a la Ciudad de México. 

FOTO Y TEXTO: ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN