ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN | MILENIO DIGITAL 
21 de septiembre de 2015 / 09:39 p.m.

Chilpancingo.- Estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa irrumpieron en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado en reclamo por los mínimos resultados de las investigaciones por la desaparición de 43 normalistas en Iguala.

Con cadenas, los estudiantes destrozaron cristales, equipo de cómputo y material de oficina.

A bordo de seis camiones, los estudiantes salieron de la normal "Raúl Isidro Burgos" al filo de las 8:30 de la mañana, hacia Chilpancingo.

Poco antes de las 10 de la mañana, los normalistas llegaron hasta las instalaciones de la Fiscalía estatal, donde unos trabajadores se manifestaban porque no les han pagado un bono.

Los trabajadores intentaron impedir que los normalistas entraran, pero estos los superaron en número y lograron ingresar a las instalaciones de la Fiscalía por el lado del estacionamiento.

Felipe de la Cruz, vocero de los padres de familia de los normalistas desaparecidos, aclaró que la acción se llevaba a cabo en reproche al trabajo realizado por la Fiscalía, que, dijo, hasta el momento no ha registrado ningún avance importante en torno a los hechos ocurridos la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

Los alumnos arremetieron contra los cristales de la parte exterior del edificio y posteriormente se introdujeron a las oficinas, derribaron el equipo de cómputo y sustrajeron papelería para después prenderle fuego en un módulo de seguridad.

Antes de llegar a la Fiscalía, los estudiantes hicieron una escala en el crucero de Apango, lugar en el que les informaron que personal de la policía antimotines ya los esperaba para evitar su arribó a la capital guerrerense. Sin embargo, la alerta no fue confirmada, por lo que siguieron su camino.