MILENIO DIGITAL/JOSÉ ANTONIO BELMONT
6 de julio de 2015 / 07:41 a.m.

Ciudad de México.- La problemática de educación en Oaxaca alcanza incluso a aquellos maestros y alumnos que sí dan y reciben clases en la entidad: 40 mil estudiantes de primaria y secundaria están en riesgo de que no les sea reconocido el grado que cursaron en este ciclo escolar con profesores de la sección 59, contraria a la 22.

Joaquín Echeverría,
líder de la 59 del SNTE, explicó que a una semana de que concluya el actual ciclo escolar, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo) no les ha entregado los documentos para realizar los reportes de evaluación —antes boletas—, así como los certificados para los egresados del nivel básico, que avalan los estudios de los alumnos.

"Hasta esta fecha, el Ieepo no nos ha dado ningún documento para empezar a hacer el reporte de evaluación ni los certificados. Esto es muy delicado y es una irresponsabilidad del gobierno del estado porque falta al hecho de tener que respetar el derecho que tienen los niños de recibir educación y que en este caso esto se ve representado en los documentos que les van a permitir ir avanzando en los diferentes niveles educativos", enfatizó.

En entrevista, el dirigente sindical puntualizó que se trata de 40 mil reportes de evaluación a igual cantidad de estudiantes; de esta cantidad, a poco más de 5 mil alumnos que salen de primarias y secundarias que atiende la sección 59 tienen que entregar certificados.

De igual forma, Echeverría subrayó que incluso tienen un rezago de entrega de certificados a poco menos de 500 estudiantes del ciclo escolar pasado, quienes actualmente ya cursan el primer grado de secundaria y bachillerato, y que "prácticamente están en la cuerda floja de perder sus estudios.

"Lo que puede pasar es que no les reconozcan el primer grado de primaria o de secundaria", aclaró el líder de la 59, que comprende a 3 mil trabajadores que atienden a 40 mil alumnos en 500 escuelas de la entidad.

Detalló que el argumento que da el Ieepo para no entregar estos documentos es que, entre otros, las escuelas no tienen clave y no están reconocidas; sin embargo, el secretario general de la 59 consideró que a partir de la "realidad que se vive en Oaxaca", éstos están fuera de lugar.

"La educación en la entidad no está normalizada y sí hay una inclinación del gobierno del estado hacia una sección (la 22), y por el otro lado hay un represión administrativa hacia nosotros (los maestros), está muy claro, pero hacia los niños y jóvenes no le vemos la razón", resaltó.

Incluso, Echeverría aseveró que la "verdadera" razón de este rezago por parte de la autoridad local en la entrega de documentación clave para la continuación de la educación de los niños en Oaxaca es política.

"La otra sección los presiona mucho y están muy pendientes de que no nos den esos documentos, y nosotros entendemos que esto lo hacen para que poco a poco los padres de familia, por un lado, y por otro los maestros de la 59, mejor se regresen a la otra sección.

"Pero está fuera de lugar, los que estamos ya estamos y vamos seguir en la 59, padres de familia y maestros, y lo que viene es que se van a ir incorporando poco a poco a otros", afirmó.