NOTIMEX
21 de junio de 2016 / 05:44 p.m.

México.- Tras la renuncia de Manlio Fabio Beltrones Rivera a la dirigencia nacional del PRI, los estatutos partidistas establecen que ante la ausencia definitiva del presidente el cargo lo ocuparía por orden de prelación la secretaria general, en este caso Carolina Monroy, quien deberá convocar a elección en un plazo de 60 días al Consejo Político.

Ello, para que proceda a realizar la elección del Presidente sustituto que deberá concluir el periodo estatutario correspondiente.

De acuerdo al Artículo 164 de los estatutos, la política mexiquense ocuparía la presidencia del partido por orden de prelación y quien deberá convocar a nueva elección al Consejo Nacional.

En su Artículo 83 bis fracción VII, establece que la Comisión Política Permanente -órgano en que Beltrones Rivera presentó su dimisión- tiene la atribución de "tomar conocimiento de la renuncia del presidente, del secretario general, o de ambos del CEN y darle vista al Consejo Político Nacional para los efectos que estatutariamente correspondan".

Asimismo, los estatutos precisan entre otros como requisitos para quienes aspiren a ocupar la presidencia del partido: acreditar una carrera partidista o una militancia de 10 años como mínimo; no haber sido condenado por sentencia ejecutoriada por delitos graves del orden común o federal o por delitos patrimoniales; ser cuadro de comprobada disciplina y lealtad al partido.

Los estatutos en su Artículo 164 establece que la solicitud de licencia temporal al cargo de presidente o secretaria general deberá ser acordada por el Comité de nivel superior. En el caso de la presidencia o secretaria general del CEN, su otorgamiento deberá ser acordado por la Comisión de Normatividad y Coordinación Política.

Cuando exista una ausencia temporal justificada del presidente o secretario general, el secretario que corresponda, de acuerdo al orden de prelación ocupará el cargo.