ERIKA FLORES | MILENIO DIGITAL
28 de mayo de 2015 / 09:20 a.m.

México, D.F.- Tanhuato, además de ser parte del lugar donde se enfrentaron policías y un grupo armado del Cártel Jalisco Nueva Generación, es una comunidad agrícola que produce y abastece de chile, cebolla, jitomate y hortalizas a Puebla y el Distrito Federal.

Su alcalde, el panista José Cuevas, afirma que este municipio forma parte del valle de Yurécuaro-Tanhuato, por lo que el único que puede saber quién es el dueño del rancho El Sol es el Registro Agrario Nacional "por ser terrenos ejidales".

Cuevas no está en el municipio que gobierna desde hace un año y tres semanas, cuando suplió a Gustavo Garibay, quien fue ejecutado en marzo de 2014. Está en la capital del estado, Morelia, donde vino a concluir trámites de agua y otros para sus gobernados. "¿Que cómo me va? Me podría ir mejor, claro. Pero aquí estamos, dentro de lo que cabe".

"En Tanhuato vive gente honesta. Colindamos con Yurécuaro y Ecuandureo y a los lados con ejidos. Y en uno de esos ejidos es donde está enclavado el racho. Entiendo que es parte del ejido de Puerta de Vargas, que es de Tanhuato, y otro de Ecuandureo. Muchos ejidos no pagan los impuestos, incluso no pagan los lugares que están habitados", explica.

Cuevas, de 45 años, nunca imaginó lo que es su vida ahora. Durante mucho tiempo se desempeñó como juez de registro civil, pequeño ganadero, agricultor y síndico de filiación priista. Su amistad con Garibay era fuerte y se decían compadres de nombre, pero en realidad el ex alcalde sí se convirtió en su compadre, aunque de manera post mórtem: Cuevas apadrinó recientemente a una hija de Garibay.

En muchos años, señala, no notó cambios extraños en El Sol. "Siempre que pasaba por ahí había gente trabajando. Es un rancho no habitado que se dedica solo a tierras de cultivo. Me comentan que tiene dos bodegas, pero que no es un rancho habitado como tal".

EL DÍA 'ROJO'

El viernes 22 de mayo, cuando ocurrieron los hechos, salió de una junta con el ayuntamiento cuando le informaron lo ocurrido.

Vía telefónica, alguien les solicitó el apoyo de la única ambulancia que tienen. Ésta fue para allá, pero en realidad nunca fue utilizada.

A Cuevas nadie le llamó por teléfono, nadie le preguntó nada, solo tuvo contacto con la policía estatal y hasta la tarde conoció la versión oficial que ofrecieron las autoridades federales, en conferencia de prensa.

"¿Que por qué no acudí al lugar? Porque no es de nuestra competencia. Nuestra policía (de 36 elementos) es municipal, no preventiva. No tenemos facultades de investigación. Me mantuve al margen porque no nos queda de otra. Somos autoridad municipal y ahí tenía que intervenir el Estado. Por el tipo de armas ni siquiera es facultad nuestra".

Incluso, recuerda perfectamente que la Policía Federal y el Ejército estuvieron en Tanhuato después del 20 de abril, hasta aproximadamente el pasado 10 de mayo. La razón: las fiestas patronales de la localidad. "De repente tenemos 22 días o hasta un mes presencia de militares, de repente desaparecen, luego hay una presencia estatal que puede ser de tiempos muy largos o muy cortos, pero eso no es de nuestra injerencia.

El alcalde considera que el enfrentamiento ocurrido no es exclusivo de Tanhuato, sino de Michoacán y el resto del país. E incluso refiere que en la entidad el mando único (cuya idea apoya) no se concretó por falta de un marco legal adecuado.

Además, dice, éste se complicó por tres razones: uno, la salida de Fausto Vallejo; dos, la llegada de Alfredo Castillo con la Policía Federal, que se concentró en las autodefensas en la zona de Apatzingán, y tres, que aunque el mando único se firmó en papel, no se cristalizó en términos de ley por lo que quedaron huecos graves en la ley orgánica de municipios de Michoacán, tales como que el dinero para la seguridad se entregaría al alcalde pero lo ejercería el mando único y en esto no se precisó quién debería comprobar tales gastos millonarios. "Solo tenemos 13 policías, sí, pero esa planta laboral tiene años y no ha sido modificada", agregó.

'Lo ocurrido no pasa solo en Tanhuato, sino en México'
El alcalde considera que el enfrentamiento ocurrido no es exclusivo de Tanhuato, sino de Michoacán y el resto del país|ESPECIAL

Cuevas cuenta los logros de su breve administración, en un municipio donde 30 por ciento de sus habitantes no tienen papeles legales de sus propiedades ni tampoco pagan impuestos como agua o predial.

"Tanhuato era un pueblo abandonado" y ahora tiene más de 13 kilómetros de banquetas, un pozo nuevo para agua (solo había dos), tanques elevados de agua con almacenamiento hermético para evitar problemas de salud, un colector de aguas residuales al que solo falta el rebombeo, una casa de cultura, un auditorio y una unidad deportiva.

"Lo que pasó el viernes es un problema que dejamos crecer todos. A lo mejor yo debí haber hecho más inversión en el municipio para que hubiera más trabajos, el gobierno del estado fortalecer la policía y el gobierno federal tener más proyectos aquí". Pero el hubiera no existe. "¿Que por qué no hice mi parte entonces? Hice todo lo posible".

A casi 100 días de concluir su cargo José Cuevas, el alcalde ojiazul y actual estudiante de la carrera de derecho, tiene claro qué hará con su futuro: "Mi familia y yo nos hemos dedicado todo el tiempo a sembrar un pedacito de tierra, a tener animales. No pienso irme ¿Adónde me voy? Soy de Tanhuato y quiero seguir aquí".