15 de septiembre de 2014 / 03:35 a.m.

México.- El director general de Conagua, David Korenfeld, informó que ante la potencia del huracán Odile, de categoría 3, las localidades de San José, San Lucas y La Paz se encuentran en alerta máxima por los vientos, oleaje y escurrimientos.

En conferencia de prensa, Korenfeld Federman alertó que los efectos de Odile se comenzarán a sentir a las 23:00 horas, llegando al punto más crítico durante la madrugada. En ese sentido advirtió que la alerta máxima podría extenderse a otros estados del Pacífico.

A su vez el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, informó que debido a que Odile impactará la península, fueron suspendidas las clases y los festejos patrios, además de que se determinó el cierre a la navegación aérea y marítima.

Precisó que están listos 164 refugios para albergar a 30 mil personas, ubicadas en zonas de alto riesgo, por lo que exhortó a la población ubicadas cerca de la costa a evacuar sus hogares.

En la sede del Centro Nacional de Protección Civil, destacó que fueron desplazados al estado dos mil 271 elementos de la Secretaría de Marina, en tanto que la Defensa Nacional desplazó mil 100 elementos dentro del Plan DN-III de Emergencia, en caso de que se requiera.

Puente Espinosa, precisó que también se enviaron dos aviones Boeing 727, que partieron de la base militar de Santa Lucia con 107 elementos de las fuerzas de apoyo y material, en tanto la que la cancillería se mantiene alerta para apoyar a los turistas extranjeros en situación de emergencia.

Precisó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) desplazó al lugar mil 627 trabajadores, 169 grúas, 503 vehículos, 17 plantas de energía y dos helicópteros para atender a la población que pudieran resultar afectada.

Dejó claro que las instalaciones de Pemex se encuentran salvaguardadas y sin afectaciones hasta el momento, mientras que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tiene listo el pan de emergencia carretera para detectar posibles zonas vulnerables.

El funcionario de Gobernación detalló que en el estado se encuentran 135 unidades médicas, mientras que la Policía Federal está en alerta permanente para apoyar a la población.

Informó que debido al eminente impacto del huracán la madrugada de este lunes, habrá cortes de luz en algunas zonas por lo que llamó a al ablación a tener listo radios con baterías, a cargar sus teléfonos móviles y sobre todo, a evitar cruzar arroyos o vados, para evitar cualquier desgracia de carácter personas.

A su vez, el titular de la Conagua, David Korenfeld, indicó que Odile se ubica a 120 kilómetros de la península, con vientos de 205 kilómetros por hora y rachas de 250 kilómetros por hora.

A pregunta expresa comentó que se trata de un huracán muy peligroso que se espera pase muy cerca o encima de Baja California Sur, "muy cerca de la costa sur", anotó.

Dejó en claro que su intensidad es más fuerte que una tormenta tropical y que provocará un oleaje de cuatro hasta 10 metros de altura.

En tanto, el director general para la Gestión de Riesgos, José María Tapia, precisó que se cuentan con los recursos necesarios para apoyar en estos momentos a la población con material como despensas, colchonetas, a través del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

Los integrantes del comité nacional de emergencias precisaron que a las 22:15 horas darán a conocer un nuevo reporte sobre la ubicación del huracán Odile.

Odile, huracán categoría III, impactará dentro de las próximas tres horas, en Los Cabos, Baja California Sur— David Korenfeld (@David_Korenfeld) septiembre 15, 2014

FOTO: Especial

NOTIMEXOdile, huracán categoría III, impactará dentro de las próximas tres horas, en Los Cabos, Baja California Sur— David Korenfeld (@David_Korenfeld) septiembre 15, 2014