MILENIO DIGITAL
3 de marzo de 2017 / 07:46 a.m.

MÉXICO.- Al acogerse a la figura jurídica llamada "de prueba anticipada", prevista en el nuevo sistema de justicia penal, el abogado José Juan Janeiro Rodríguez, uno de los tres hombres clave en la investigación que se le sigue al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, consiguió que la Procuraduría General de la República se retractara de la orden de aprehensión girada en su contra el 17 de octubre del año pasado.

Huyendo de la justicia mexicana, Janeiro Rodríguez fue localizado por la PGR en España, pero el abogado fiscalista se adelantó y buscó a las autoridades mexicanas para negociar.

En una declaración que suma alrededor de 150 cuartillas, habría narrado la estrategia financiera y operativa de Duarte y su hombre fuerte, Moisés Mansur Cysneiros, de quien dependía directamente José Juan Janeiro.

Tras entregar su testimonio, la Procuraduría se retractó de la orden de aprehensión solicitada en contra de Janeiro y evitó usar la figura de testigo protegido, prefiriendo la de "prueba anticipada", permitida por el nuevo sistema penal, en donde el inculpado puede devolver dinero u ofrecer información, a cambio de no ser acusado penalmente.

Antes de verse involucrado en el caso Duarte, Janeiro Rodríguez era conocido como un prestigiado abogado fiscalista con despacho en la zona de Polanco de la Ciudad de México.

En las pesquisas contra Javier Duarte, es considerado el principal responsable de mover los recursos ilícitos de Javier Duarte, su esposa Karime Macías y el principal socio del ex gobernador, Moisés Mansur.

Mansur Cysneiros era el encargado de crear las empresas fantasma e, incluso, puso en su testamento como beneficiario al propio ex gobernador Duarte. Para estas operaciones, Mansur se apoyaba en José Juan Janeiro y Rafael Gerardo Rosas Bocardo, ambos encargados de invertir los recursos obtenidos de las empresas inexistentes.