MILENIO DIGITAL | LORENA LÓPEZ
24 de septiembre de 2015 / 07:43 a.m.

México.- Los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala no pedirán hoy al presidente Enrique Peña crear una fiscalía especializada en la investigación del caso, porque implicaría empezar de cero en las pesquisas, dijo su vocero, Felipe de la Cruz.

El representante adelantó que en el encuentro que sostendrán con el mandatario, los familiares de los 43 normalistas desaparecidos insistirán en su exigencia de la presentación con vida de los jóvenes, el cumplimiento de los 10 compromisos asumidos por el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 29 de octubre y analizar el informe elaborado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

"No, definitivamente yo creo que ya el trabajo de la PGR fue eso, el trabajo de los expertos está hecho, para nosotros la fiscalía sería volver a empezar y sería más tiempo para los padres de familia, pues está difícil por el tormento que se vive día con día, el no saber en dónde están, y el formar otra fiscalía es volver a empezar las investigaciones", expresó.

De acuerdo con un recuento, están cumplidos al menos la mitad de los compromisos asumidos por el presidente Peña Nieto con los padres.

Entre ellos están la asistencia técnica solicitada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos; la atención médica a dos de los heridos, Edgar Andrés Vargas y Aldo Gutiérrez Solano; los esfuerzos de localización de los jóvenes, y la creación de una comisión de información con PGR y Gobernación. Además de que está prácticamente listo el plan integral de atención a las víctimas y sus familias.

Entre los pendientes se encuentran si ha habido facilidades al trabajo del equipo argentino de antropología forense; el reconocimiento del agravio a los integrantes de la normal Rural Raúl Isidro Burgos; entregar copias de procesos penales; evitar la impunidad, y apoyar con infraestructura a todas las normales rurales del país.

Al respecto, el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa, afirmó que "hay un saldo positivo, naturalmente hemos venido trabajando en estos últimos días, revisando los avances en cada uno de ellos, me parece que los avances será un referente de la reunión y el otro es el informe de los expertos, ya que a raíz de la presentación de éste fue que se solicitó la reunión y de inmediato el presidente de la República dio el sí, se comprometió".

En cuanto a la posibilidad de crear una fiscalía de investigación, que los propios representantes de los padres ya descartaron, Campa dijo que no quiere adelantarse a las conclusiones a las que puede llegarse en la reunión, pero dejó en claro que la instrucción del Presidente es que el formato del encuentro de hoy permita la comunicación, un intercambio ágil y respetuoso "del que se deriven compromisos, de eso se trata", afirmó.

A su vez, el subprocurador de Derechos Humanos, Éber Betanzos, dijo que se tiene planeado que en el encuentro de hoy los integrantes del GIEI entreguen formalmente al presidente Peña Nieto el Informe Ayotzinapa y seis o siete representantes de los familiares expresen los posicionamientos de los padres y después pueda haber diálogo y acuerdos.