17 de septiembre de 2015 / 08:48 a.m.

Ciudad de México.- Padres de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero rechazaron lo que dijo ayer la titular de la Procuraduría General de Justicia, Arely Gómez, respecto a que la Universidad de Medicina de Innsbruck, en Austria, identificó entre las víctimas del basurero del municipio de Cocula los restos de Jhosivani Guerrero de la Cruz y reconfirmó la muerte de Alexander Mora Venancio.

En entrevista, el padre de Alexander Mora, Ezequiel Mora, dijo que nunca ha creído en los informes de la PGR, ya que son "puros trucos que hacen ellos para sacar cualquier informe".

"Siempre salen con sus mentiras, por qué no aclaran las cosas de la investigación que la misma Policía Municipal de Iguala intervino, que los judiciales, los del estado, Policía Federal, todos tuvieron que ver", dijo.

En entrevista con Manuel Feregrino, el vocero de los padres de los normalistas, Felipe de la Cruz, dijo que es muy baja la probabilidad de que los restos correspondan al normalista de Ayotzinapa desaparecido, junto con 42 compañeros, el 26 de septiembre.

"No hay la seguridad al cien por ciento de que sea de Jhosivani", afirmó.

Ayer, la procuradora dijo que existe una posibilidad 72 veces mayor de que los datos del "ADN mitocondrial sean observados en la situación hipotética de que los restos no identificados de 16-29102014 se originaron de un individuo relacionado por vía materna, de la madre de la persona desaparecida, Jhosivani Guerrero de la Cruz".

El vocero de los padres de los normalistas dijo que lo dicho por la procuradora "no es tan creíble".

"Mientras no haya la certeza al cien por ciento y sea una mínima probabilidad, para nosotros no son los restos de Jhosivani", dijo.

Ambos afirmaron que sigue en pie la reunión con el presidente Enrique Peña Nieto para el 24 de septiembre.

"Ojalá nos dé permiso de que entremos todos, supuestamente ya está todo arreglado. Vamos a entrar todos, porque todos somos padres y vamos a escucharlo (al Presidente)", dijo el papá de Alexander Mora.