7 de diciembre de 2014 / 10:44 p.m.

Ciudad de México.- Padres de familia de los desaparecidos de la Normal rural de Ayotzinapa aceptaron los resultados de las pruebas realizadas por peritos extranjeros a los restos y que confirmaron que se trataba de Alexander Mora, pero rechazaron la teoría de la PGR de que fueron arrojados e incinerados en un basurero en Cocula.

Alejandro Ramos, abogado de los padres dijo que ellos aceptan los resultados de las pruebas de ADN hechas por los peritos argentinos y llevadas al laboratorio de Innsbruck en Austria, pero "no aceptamos la teoría del caso".

No hay coincidencia en el número de estudiantes y los restos encontrados "Creemos que la búsqueda en vida debe seguir, es solo una hipótesis que no está plenamente probada", señalaron.

Exigieron a la PGR que no dé carpetazo a la investigación sobre los otros 42 estudiantes.

"Que no hagan babosadas, tampoco sabemos si la bolsa fue plantada. Ya estamos hartos y enojadísimos", advirtió Mario César González, uno de los padres.

Denunciaron que la PGR pretende fortalecer el hallazgo en el basurero de Cocula, sin tomar en cuenta otras líneas de investigación, como la participación del Ejército.

"No vamos a descansar, vamos a seguir luchando", advirtieron tras señalar que las jornadas de lucha seguirán, pues la angustia de los padres se incrementa con la confirmación de los restos de Alexander Mora, hallados en Cocula.

"No tenemos un vínculo que demuestre que los restos del basurero son los mismos que los del río, por eso exigimos que no se pretenda dar carpetazo", dijo otro de los padres.

Aseguraron que los expertos extranjeros y tres mexicanos para asesoría técnica no han tenido acceso a los expedientes con las declaraciones de los detenidos y demandaron facilidades para que se pueda revisar la documentación.

Acusaron que la esposa del ex presidente de Iguala, María de los Ángeles Abarca, sigue arraigada, por lo que demandaron su consignación y la de José Luis Abarca.

En conferencia en la Normal rural, los padres de familia demandaron una línea de investigación hacia el gobernador con licencia, Ángel Aguirre y "no puede estar en su casa tranquilo y nosotros con hijos caídos y desaparecidos con dolor, el debe ser castigado y estar en la cárcel".

Demandaron la presentación con vida de los 42 jóvenes, pues acusaron que han reducido los operativos de búsqueda y detenciones como la de El Gil, Felipe Flores, director de seguridad pública de Iguala, así como de otras 12 personas vinculadas a los hechos del 26 y 27 de septiembre.

Exigieron, además un alto a la detención de gente que participa en las marchas de apoyo a los normalistas.

FOTO: Rogelio Agustín

LILIANA PADILLA Y ROGELIO AGUSTÍN