MULTIMEDIOS DIGITAL Y MARCELA PERALES
16 de febrero de 2016 / 12:19 p.m.

Ciudad Juárez.- Un centenar de migrantes tendrá un lugar especial en la misa binacional donde el Papa Francisco elevará una oración por ellos en Ciudad Juárez, sobre un templete construido a las orillas del Río Bravo.

De la Casa del Migrante de Ciudad Juárez ya se tienen confirmadas 30 personas y el resto, llegará de otros estados de la República Mexicana, de acuerdo a la Diócesis de esa ciudad.

De igual manera, escucharán claramente la oración que el Papa Francisco hará. Para ello se trasladará a través de una rampa de 30 metros que conecta el altar con un templete de altura de tres metros.

Este miércoles el Papa Francisco dará la misa a 150 metros donde se ubica la malla fronteriza, por lo que se construyó, del lado mexicano, una rampa en la que el Pontífice subirá para saludar a los feligreses de Estados Unidos que se acerquen a la frontera que desde ahí podrán escuchar perfectamente la misa.

El gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, comentó para un medio de Ciudad Juárez que hasta el momento no se ha mencionado que Estados Unidos haya impedido a los migrantes acercarse a la malla que se ubica entre esa nación y tierras mexicanas.

Hace varios años, los juarenses acostumbraban ir a la malla y por los agujeros saludaban a sus familiares que habían cruzado hacia El Paso Texas, pero la acción fue prohibida por agentes de Migración y actualmente el punto es vigilado por el FBI.