NOTIMEX
13 de febrero de 2016 / 07:43 p.m.

MÉXICO.- El pontífice Francisco entró al camarín que está detrás del altar principal de la Basílica en donde permaneció a solas por más de 20 minutos directo a la imagen de la Virgen de Guadalupe, en privado.

Desde antes de su llegada a México, el Papa había solicitado que lo dejaran a solas con la imagen de la Virgen, ya que quería rezarle en privado, pues le guarda un cariño y respeto.

En días pasados, durante una plática que sostuvo con mexicanos, Jorge Mario Bergoglio había expresado su deseo de estar un ratito a solas con la Guadalupana y sin presiones de programa durante su gira pastoral en México.

Al final de la misa que celebró esta tarde en el Santuario del Tepeyac, el Papa Francisco regaló una diadema a la Virgen de Guadalupe y rezó ante la imagen de la tilma en el camarín.