MILENIO DIGITAL
13 de septiembre de 2016 / 09:47 a.m.

MÉXICO.- Buscamos corregir el proceso que de 2008 a la fecha ha endeudado al país para pagar intereses y por el que, también, el nivel de gasto ha estado por arriba de los ingresos, señaló el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, en El Asalto a la Razón.

Aunque aclaró que eso no fue malo, porque en el momento que se estaba viviendo, que era de crisis, fue lo correcto.

“El Presidente dijo que tenemos que dejar de pedir prestado para pagar intereses, eso ya no queremos seguirlo haciendo.

“Con una caída de la demanda agregada como la que tuvimos en 2009, lo razonable fue que el gasto del gobierno ayudara a ésta y que se convirtiera en un motor de crecimiento, pero a ocho años de distancia se tiene que empezar a corregir ese camino, a mandar señales a la sociedad, a los analistas, de que México puede tener un paquete económico que ya no endeude para pagar intereses y donde el nivel de deuda como porcentaje de lo que producimos cada año se estabilice y empiece a bajar; ese es el momento en el que estamos y esa es la señal que queremos mandar”, explicó.

No obstante, es un hecho que el recorte al gasto público está castigando sectores muy sensibles, como educación y salud, ante lo cual aclaró que no hay una sola secretaría que vaya a tener un incremento en el presupuesto el próximo año.

Asimismo, el secretario de Hacienda reiteró que ha sido la reforma fiscal, y no la energética, la que ha dado soporte a las finanzas públicas, en un contexto de bajo crecimiento mundial y reducidos precios del petróleo.

Meade dijo que la reforma energética se construyó en un contexto de altos precios del crudo, pero se está implementando con precios bajos; sin embargo, comentó, en el primer escenario Petróleos Mexicanos no tendría la flexibilidad de hoy para reinventarse y buscar capital y tecnología.

Explicó que para el próximo año se prevé que los ingresos petroleros caigan 15 por ciento con respecto a 2016, mientras que los tributarios aumenten 10 por ciento, por lo que la disminución de los primeros será compensada con el alza de los segundos.

Eso quiere decir, agregó, que la economía mexicana se ha despetrolizado, pues depende menos de los ingresos del crudo, incluso menos que países como Canadá, por lo que comparado con esta nación, México está mejor en términos de la dinámica, fortaleza y diversificación económica para enfrentar el entorno actual.

Al ser cuestionado sobre la discusión de si el paquete económico de 2017 responde a las observaciones de las agencias calificadores y especialistas financieros, o para enfrentar los retos de México, José Antonio Meade enfatizó que se hizo para atravesar el difícil contexto en el país, pues más allá de ellos la propia sociedad está atenta a lo que sucede.