milenio digital
14 de noviembre de 2016 / 10:51 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El sacerdote José Luis Sánchez Ruiz, plagiado el jueves pasado y quien fue localizado el domingo en Catemaco, en la región de Los Tuxtla, solicitó resguardo por su seguridad pues sufre trastorno postraumático por sustracción.

El sacerdote está vivo pero delicado, señaló el vocero de la diócesis católica de San Andrés Tuxtla, Aarón Reyes Natividad, en conferencia de medios en la parroquia Los 12 Apóstoles.

El clérigo agradeció el apoyo de la población de Catemaco para lograr que el padre fuera liberado aún con vida, sin embargo el mismo tiene miedo y ha solicitado mantenerse a resguardo.

Reyes Natividad se hará cargo de la comunidad de la iglesia Los 12 Apóstoles hasta el próximo viernes, mientras ven el desenlace de la situación que están viviendo.

"El padre está vivo pero su salud no se encuentra bien, está incapacitado para hacer alguna declaración o dar entrevista", precisó el responsable de la Comisión Diocesana para la Pastoral de la Comunicación Social en la Diócesis de San Andrés Tuxtla.

El sacerdote pidió comprensión y no caer en el morbo por el hecho de que el sacerdote no salga a la luz pública. Pidió resguardo por su seguridad y no lo pueden exponer a que algo le pueda suceder.

"El padre José Luis le ha apostado a los derechos humanos, la causa por los pobres, ha levantado la voz por la injusticia y las cosas que no son correctas; la verdad no peca pero incomoda, pero el padre lo hace inspirado en las letras del evangelio, las personas no son nuestros enemigos, somos hermanos, somos humanos".

Como se informó el sacerdote fue sustraído de la casa parroquial sin que se llevaran pertenencias, ni vehículo.

Hasta el momento no se ha informado con claridad las causas del plagio; sin embargo, fue pretexto por algunas personas que causaron bloqueos y cometieron actos vandálicos ya que quemaron el palacio municipal de Catemaco, patrullas y saquearon negocios, bodegas y la casa del alcalde Jorge González Azamar.