MILENIO DIGITAL
10 de febrero de 2017 / 01:08 p.m.

MÉXICO.- En el cártel de Sinaloa existe una lucha interna por el control, luego de la tercera detención y extradición del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, coincidieron expertos.

El miércoles, los hijos del capo acusaron en una carta que Dámaso López, aliado de su papá, les tendió una trampa e intentó matarlos.

La carta no habla de un reacomodo, sino de la desintegración del cártel de Sinaloa, dijo el coordinador del Programa de Seguridad Nacional y Democracia en México de la Universidad Iberoamericana, Erubiel Tirado.

"Los reacomodos ocurren si los sucesores y socios originarios, fieles a El Chapo, se mantuviesen en la línea, con la línea de negocios. Por ejemplo, cuando ocurrió la primera captura de El Chapo, tenía socios, el cártel no perdió su capacidad de operación ni su habilidad para continuar con negocios criminales", explicó.

Consideró que la carta "demuestra debilidad y miedo" de los hijos del capo, además de que no tienen fuerza suficiente para controlar al cártel y menos con Guzmán Loera en Estados Unidos.

"El hecho de expresar esta situación en medios de comunicación y llamar la atención en una situación específica, refleja una situación de debilidad; si tuvieran la capacidad de dirigir (a la organización) como herederos, con fuerza, no tendrían que recurrir a esta estrategia", dijo.

Matías Rivero Mariles, director de la escuela de derecho de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, dijo que los hijos de El Chapo están buscando la protección mediática y no de las autoridades.

"En los medios (los hijos de El Chapo) hacen responsable a Dámaso de que uno de los dos pueda aparecer muerto", dijo.

"Cuando El Chapo es neutralizado, deja desprotegido su imperio y un botín jugoso para los cárteles en el país", dijo.

De acuerdo con Guillermo Valdés, ex director general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), la reciente violencia en Sinaloa es por un conflicto entre los hijos de El Chapo, Dámaso López y de Aureliano Guzmán Loera, El Guano, presunto hermano de El Chapo.

"Se confirma un conflicto abierto, no sólo entre la familia, es decir entre los hijos de El Chapo contra Dámaso, sino también con uno hermano de Guzmán Loera, El Guano, dijo ayer en entrevista.