29 de septiembre de 2014 / 03:11 p.m.

SALTILLO.- Durante la marcha realizada este domingo en Saltillo contra la Ley de Matrimonio Igualitario en Coahuila, el pastor Carlos Pacheco, dijo que la homosexualidad es una manifestación de un espíritu que obliga a las personas a actuar de manera inadecuada.

Por ello aseguró que la organización que encabeza 'Cristo Vive', se da a la tarea de 'curar' este mal, con el fin de que las personas 'desviadas' puedan reconciliarse con su 'naturaleza'.

"Nosotros somos una asociación civil que tenemos docenas de testimonios de mujeres y de hombres, tanto hombres que tenían una identidad sexual diferente y mujeres que eran lesbianas, ahora cien por ciento transformados".

De acuerdo con el pastor, quien cuenta con antecedentes de alcoholismo, enfermedad que curó, dice, gracias a que conoció a Jesucristo; las personas con preferencias sexuales diferentes deben primeramente reconocer que viven de manera errónea para poder ser "curados".

"Yo no puedo opinar por ellos, ni los puedo forzar a que cambien, porque el deseo de cambiar es voluntario, es personal, es como un borrachito, si el borrachito no quiere dejar de beber, pues aunque le diga todo el mundo 'deja de beber', el borracho no va cambiar su estilo de vida; o un mariguano o un vicioso o un criminal, no va a cambiar, con palabras no cambia nadie … si una persona no reconoce que necesita un cambio, no va a haber una transformación", dijo.

Carlos Pacheco señaló que la mayoría de los homosexuales que llegan a pedir ayuda a la organización, lo hacen por problemas de alcoholismo, drogadicción o crimen, pero estando dentro, se dan cuenta de su 'desviación', por medio de la palabra de Jesucristo

"Ellos mismos primero reconocen, segundo se arrepienten y quieren un estilo de vida diferente y tercero, aceptan la voluntad de Dios y la transformación es real".

 "Hay un espíritu del mundo que le influencia su mente y su corazón para hacer cosas con una mente reprobada, Jesús a eso vino a rescatar lo que se había perdido, pero si la persona que es homosexual no reconoce que está perdida, ¿cómo lo ayudamos?", concluyó.

FOTO: Reuters | Un integrante de la asociación civil Cristo Vive durante la marcha del domingo contra la Ley del Matrimonio Igualitario en Coahuila.

ADRIANA DÁVILA